barra head

La alpinista Silvia V谩squez- Lavado nos inspira con su historia de superaci贸n

ABUSOS, GUERRAS, Y LUCHAR CONTRA LA HOMOFOBIA CARACTERIZAN EL CAMINO DE SU VIDA

Silvia Vásquez-Lavado se convirtió en la primera mujer peruana en hacer cumbre en el Monte Everest, y en 2018 se convirtió en la primera mujer abiertamente gay en escalar las Siete Cumbres, la montaña más alta de cada uno de los siete continentes tradicionales. Como victoria de la diversidad, se ha mantenido contra viento y marea en un entorno saturado de hombres blancos y ricos que pueden permitirse los fondos necesarios para escalar. Para Silvia, la escalada era más importante que la gloria mediática o el derecho a presumir. Su infancia en Perú la formó y la destruyó, y tras huir, pasó años buscando su identidad, superando los abusos sexuales, el alcoholismo y una profunda pérdida. Sus memorias, recién publicadas, tituladas "A la sombra de la montaña" (que llegarán a los cines en una película protagonizada y producida por Selena Gómez) son un relato visceral e íntimo de su viaje desde una niña perdida hasta una montañera consumada que superó una multitud de escaladas que pusieron en peligro su vida, tanto en la montaña como en su vida. Como ella misma dice: "A algunos les atrae la montaña por la gloria; a otros les empuja el dolor".

Como niña peruana, se crió en la guerra tanto de las mareas políticas de Perú como de su propio hogar.

Era caótico. Estábamos en medio de una guerra civil causada por el resurgimiento de un movimiento terrorista comunista llamado Sendero Luminoso, que creó mucha incertidumbre, caos económico y miedo. Y personalmente, en mi caso, tuve que soportar muchos años de abusos sexuales por parte de una persona en la que mis padres confiaban. Todo ese caos y la falta de seguridad hicieron que crecer no fuera nada divertido.

Como detalla desgarradoramente en su libro, su padre también abusaba físicamente de ella y de su madre. Las palabras de amor y los momentos de celebración solían ir acompañados de una paliza. La belleza de su herencia se vio empañada por la sensibilidad machista, el sistema de clases y la ignorancia cultural de la violencia en el hogar. Los años de abuso sexual que no se enfrentaron llenaron la psique de Silvia de problemas emocionales y de autoestima. Su casa ya no era un hogar.

Silvia Vásquez-Lavado inspira asombro y capta la atención de HollywoodCuando pude contarle a mi madre los abusos sufridos, fuimos a hablar con un psiquiatra que convenció a mi madre de que lo mejor sería enviarme lejos de Perú. Así que vine a Estados Unidos con una beca del Instituto de Educación Internacional -Fulbright- para estudiar biología molecular.

La comunicación fue un reto porque llegué con 18 años y con el español arraigado como lengua principal. Me llevó un tiempo traducir todo del español al inglés, también me llevó mucho tiempo asimilar la cultura. La cantidad de independencia que existe aquí era algo a lo que no estaba acostumbrada.

Esa independencia sería un arma de doble filo. Exploraría su sexualidad frecuentando en secreto bares de homosexuales, buscando compañía, buscando amor, buscando intimidad, en formas que no comprendía del todo. También sería su entrada en el mundo del alcohol.

Mi solución para mis traumas siempre fue huir, con la esperanza de que se desvanecieran. En la universidad, beber sin control era una forma maravillosa de suprimir los sentimientos. Sin embargo, una vez que dejé la protección de la universidad, me sentí intimidada por los recuerdos, las cicatrices y el miedo. No ayudó que mi primer trabajo fuera en Skyy Vodka, donde se fomentaba mucho la bebida. Además, cuando acepté mi sexualidad, la falta de apoyo de mis padres, de mi familia y mi falta de aceptación y autojuicio también me empujaron a encontrar consuelo en la bebida.

Detalla su viaje de sobriedad con bastante franqueza. No es una activista de los 12 pasos y no pretende ser una santa en lo que respecta al alcohol. Su historia es compartida a menudo por miembros de la comunidad LGBTQ que tratan de encontrar su identidad en la vida nocturna o el consuelo de un trauma en una copa.

Conseguir la sobriedad para mí no ha sido un viaje lineal. He "caído del vagón" demasiadas veces para contarlas. Justo cuando completé la última de las Siete Cumbres, pasé por una angustia insoportable debido a mi forma de beber (que me llevó, casi, a mi segunda DUI). Esa fue la gota que colmó el vaso para que asumiera toda la responsabilidad. Por consejo de un querido amigo, empecé a tomar una clase de meditación, el Entrenamiento para el Cultivo de la Compasión, y eso fue realmente la curación experta que me permitió mantenerme sobrio, ahora tres años y medio y contando. Practico las meditaciones del CCT a diario, y han sido la medicina más fantástica que mi alma necesitaba.

La inspiración de Silvia para salir a la montaña no fue la típica. Vino de su primera experiencia con la ayahuasca. La ayahuasca es un brebaje psicoactivo sudamericano que se utiliza como medicina espiritual ceremonial y procede de los pueblos indígenas de la cuenca del Amazonas. Es lógico que una experiencia cultivada por su cultura sea también la chispa que le permita superar las ataduras de esa misma cultura.

Silvia Vásquez-Lavado inspira asombro y capta la atención de HollywoodFue idea de mi madre y me cambió la vida. Me permitió conectar con la raíz del dolor más profundo dentro de mí y me dio la inspiración para estar en este viaje. Seguí la dieta estricta y las restricciones para tener mi cuerpo listo, y realmente me permitió desbloquear el trauma dentro de mi subconsciente. En mis memorias, todo el capítulo de la ayahuasca está bellamente plasmado. No puedo esperar a que todos ustedes lo lean.

En el momento en que inició su viaje a las Siete Cumbres, menos de 200 personas habían logrado la hazaña, y muy pocas eran mujeres. Su misión comenzó, aunque su experiencia en escalada dejaba mucho que desear.

(Era) inexistente. Aunque vengo de un país montañoso y la herencia de mis padres es de las montañas, mi exposición a ellas al crecer fue mínima. La primera vez que fui a la base del Everest fue mi primera experiencia de senderismo.

En palabras de Silvia, ver el Everest es experimentar el asombro:

Es esa sensación de ser a la vez pequeño y parte de algo mucho más grande que nuestra pequeñez. El asombro es la droga de entrada a la curación del trauma a través de la naturaleza. El asombro debe experimentarse.

La primera vez que fui a la base del Everest, prometí que volvería a escalar la montaña con dos condiciones: 1) volver como un alpinista experimentado para no poner a nadie en peligro; y 2) volver con una causa social. Al escalar las Siete Cumbres, supuse que obtendría la experiencia y la exposición adecuadas para convertirme en un alpinista que pudiera intentar el Everest.

Silvia Vásquez-Lavado inspira asombro y capta la atención de HollywoodCumplió esas condiciones y ha utilizado su plataforma para fundar Courageous Girls, una organización sin ánimo de lucro dedicada a curar y empoderar a las supervivientes de la violencia y los abusos mediante aventuras en la naturaleza. A través de excursiones guiadas al campamento base del Monte Everest, ofrecen a las jóvenes víctimas de abusos sexuales la oportunidad de compartir sus historias y demostrar al mundo, y a ellas mismas, que nada puede detenerlas.

Su primera escalada le proporcionaría una lección de vida:

Lo más impactante ha sido aprender lo lejos que pueden llevarte tus piernas y tus pies. Mi cita y mantra favorito de Lao Tzu dice: "El viaje de mil millas comienza con un paso", y ese ha sido el descubrimiento más impactante de la escalada para mí.

La lesbiana vegetariana alérgica al gluten, en un ambiente cerrado y en condiciones extenuantes, con sólo hombres como compañeros y con su sexualidad en vilo, hizo que su viaje fuera mucho más aislante. Su libro relata los momentos en los que, derrotada, entregó su voluntad a la suerte de las montañas, sólo para encontrar fuerzas para el siguiente paso.

Las montañas me han enseñado que la fuerza bruta y el ego no garantizan una cumbre. Muchas de las situaciones de riesgo que he tenido que soportar, como el miedo y la duda, me han llevado a ignorar las cosas insignificantes, es decir, las charlas homófobas. Cuando tu vida pende literalmente de un hilo, aprendes a ignorar lo que no te mantiene a salvo. Saber que estoy escalando por mí mismo ha sido un combustible fantástico.

Una vez, un guía homófobo desbarató mis posibilidades de llegar a la cumbre en una de mis expediciones. No podía controlar el resultado, pero recuerdo que sentía rabia porque sabía que lo había hecho porque era homófobo. Fue duro aceptarlo en ese momento, pero me hizo aprender con humildad que es muy importante seguir luchando por la representación. También convertí toda esa energía negativa en el impulso para volver aún más preparada, y pude llegar a la cima en mi siguiente intento.

Muchos de nosotros en la comunidad LGBQT+, que teníamos poco apoyo, hemos aprendido a desarrollar un sentido de resiliencia que nos ha ayudado a sobrevivir. ¡Me encanta cómo podemos tomar esta poderosa habilidad y aplicarla a otras áreas de nuestras vidas!

Tras el largo camino recorrido para estar orgullosa de su sexualidad, era imprescindible que el mundo supiera que una lesbiana lo hizo, que una lesbiana luchó contra las adversidades y ganó, que una lesbiana superó a varios homófobos que ni siquiera pudieron terminar el viaje.

Silvia Vásquez-Lavado inspira asombro y capta la atención de HollywoodSeguimos viviendo en nuestro mundo, en el que ser quienes realmente somos puede ser mortal. Por eso, para mí, declarar que soy el primer gay abierto que completa las Siete Cumbres es una cuestión de representación. Hasta que no hayamos aceptado por completo la homosexualidad en todo el mundo, tenemos que celebrar a todos nuestros hermanos y hermanas homosexuales que están abriendo camino a través de muchas barreras.

Estoy increíblemente orgulloso de haber visto cómo el hecho de ser un alpinista abiertamente gay ha inspirado a muchas personas en mi país (que tradicionalmente es relativamente cerrado de mente) a dar un paso adelante. Me alegra el corazón cuando recibo cartas de personas de todo el mundo que me dicen que mi historia les ha inspirado a abrazar su verdadera identidad.

Completar las Siete Cumbres fue un viaje en solitario. Sí, se encontró con gente en el camino, pero aferrada a las rocas, azotada por los vientos helados y las temperaturas bajo cero, estaba sola con su pérdida, su abuso, su fuerza y su pasión. ¿Qué es lo que más aprendió de sus escaladas?

Que no se puede controlar todo. Aceptar los retrasos y los contratiempos. Y saber que siempre tendrás un día difícil, y que está bien experimentarlos y continuar tu viaje al día siguiente.

A cada cumbre, llevaba una foto de sí misma cuando era joven, con coletas y todo. Esa foto y lo que representaba fue originalmente un objeto de desprecio, quería estar lo más lejos posible de su pasado. Tuvo que escalar las cumbres para amar a esa niña y asumir sus abusos sexuales. Una copia de esa foto está ahora en cada una de las Cumbres. Su historia es una fuente de inspiración para las jóvenes que lleva al Campo Base del Monte Everest. Las mujeres de las que es mentora han sobrevivido a la trata de personas, siendo vendidas y maltratadas por sus familias. Su consejo a las supervivientes de abusos sexuales es constante.

PRIMERO, saber que lo que has pasado no es tu culpa. Eres completa y hermosa y tienes toda la vida por delante para abrazar la luz de tu corazón.

Cuando se inicia el proceso de curación, la autoaceptación y el amor propio son las primeras cualidades que surgen. Al trabajar en nuestra curación, también nos abriremos a tener la capacidad de dar amor. Dar amor al mundo en todas sus formas es lo que lo cura todo.

Estar en la naturaleza me ayudó a aceptar y comenzar mi curación, la naturaleza siempre ha aceptado lo que soy, y sé que para cualquier superviviente, verá la diferencia que puede hacer en su vida.

Cuando se le pregunta por el momento de mayor orgullo de su vida, ni siquiera es el de escalar esa cumbre final.

Silvia Vásquez-Lavado inspira asombro y capta la atención de HollywoodEstoy muy orgullosa de dar a conocer al mundo mis memorias "A la sombra de la montaña ". Estoy increíblemente orgullosa de lo crudo, honesto y vulnerable que es el libro. Es un poderoso testamento sobre cómo reclamar nuestra voz y nuestro poder, especialmente cuando estamos dispuestos a rendirnos y tocar nuestras vulnerabilidades más profundas.

Escribir estas memorias ha sido la experiencia más difícil que he vivido. Creo que para muchos de nosotros, compartir algo que puede ser tan doloroso podría ser el equivalente a intentar hervir el océano. Por suerte, conté con una guía y una tutoría increíbles que me ayudaron en cada paso. También tuve la suerte de trabajar con un terapeuta tan fantástico que se especializó en terapia somática y me ayudó a profundizar en gran parte del dolor. Como resultado, pasé muchas de mis sesiones del año pasado analizando las áreas del trauma que eran difíciles de remontar y encontrarles un sentido.

El libro es una maravilla. Comenzando en medio de una peligrosa escalada y extendiéndose como un tapiz hábilmente tejido, la vida de Silvia se despliega en una embriagadora mezcla de recuerdos de la infancia, su juventud en la sexualidad y su ascenso a la montaña. La revista Elle incluyó a Silvia en su lista de nueve mujeres latinas que están cambiando el mundo, y ha sido elogiada por los medios de comunicación LGBTQ. Por supuesto, Hollywood la llamaría.

Mi agencia literaria tiene un acuerdo con WME para compartir sus próximas propuestas de libros y que ellos evalúen la posibilidad de desarrollarlos en los medios de comunicación. El jefe de la división de conversión de libros en películas se enamoró de A la sombra de la montaña cuando aún estaba en formato de propuesta de libro, ¡y eso fue lo que dio el pistoletazo de salida a este increíble "viaje montañoso de Cenicienta"!

The Hollywood Reporter y Variety han publicado la noticia de que Selena Gomez produce y protagoniza la película.

Selena Gómez es una de las líderes de Hollywood con más talento, más motivada y más generosa. Es una feroz activista de los derechos humanos que ha asumido un enorme riesgo al abordar una historia que la mayoría de los editores y medios de comunicación tradicionales tenían demasiado miedo de tocar. Su franqueza y vulnerabilidad son cualidades que realmente admiro, y sé que las pondrá en práctica en el papel.

En el actual y acalorado ambiente en el que el movimiento para que los homosexuales hagan de gay es feroz, ¿tiene Silvia algún reparo en que Selena haga de ella?

Silvia Vásquez-Lavado inspira asombro y capta la atención de HollywoodPara mí, los actores son maestros de su oficio, y su capacidad para encarnar y representar a alguien que no es él forma parte de su ciencia y su oficio. Con mi limitada exposición a este mundo, me sentiría bastante limitado si sólo permitiéramos a los actores heterosexuales interpretar papeles heterosexuales y a los actores homosexuales interpretar papeles homosexuales. Estaríamos encasillándolos injustamente. Esto forma parte de una conversación más amplia.

Mis memorias y mi historia no tratan sólo de escalar montañas y ser gay. Es una historia sobre la curación, sobre la autoaceptación, sobre encontrar quién eres cuando el mundo te ha despojado de tu identidad. El corazón de mi historia es la curación y no se trata de curarse solo, sino de curarse en la comunidad.

Selena no será la única persona en la película. Y mi sueño es contar con un reparto y un equipo realmente diversos para sacar adelante la historia. Por ejemplo, sería increíble que un actor gay interpretara a mi madre, porque nuestra relación estuvo muy fracturada durante mi vida. Por derecho propio, mi madre fue una víctima de sus circunstancias, de su propia cultura, de nuestra educación y de su sistema de creencias, al igual que mi padre. Sería muy interesante que los actores homosexuales pudieran interpretar a esos personajes.

Llevando mis memorias a una película, podríamos hacer llegar la historia al mayor número de personas posible y no sólo representar a los gays, sino representar a los inmigrantes, representar a los maltratados, representar a los supervivientes de algunos de los crímenes más horribles que se pueden perpetrar contra otro ser humano. Y si nos centráramos en decir que lo más importante aquí es simplemente que una persona gay haga el papel de yo, nos estaríamos perdiendo una parte mucho más significativa de la historia.

Su libro se traducirá al alemán, francés, coreano, japonés, español, polaco y checo, y posiblemente a más idiomas. Quiere dar a conocer su historia para inspirar a la gente a escalar su propio Everest, ya sea física o internamente. Por si el estreno de su libro y la película no fueran suficientes, se dispone a afrontar el agotador esquí del Polo Norte en abril, y el Polo Sur a finales de año. Para ella, no hay cumbre que no se pueda alcanzar.

A la sombra de la montaña ya está disponible en las librerías y en línea.

驴Y t煤 que opinas?

Nombre:

Categor铆as:

Noticias relacionadas