barra head

Una mujer se sorprende al descubrir que algunos hombres hetero tienen sexo con otros hombres

┬┐RELACIONES HETEROFLEXIBLES?

jana-hocking-gay-men-straight-men-grindr-hookups-sex"OMG. ¿Los heterosexuales hacen qué?"

Una columnista del New York Post acaba de descubrir que algunos hombres que se identifican como heterosexuales se acuestan ocasionalmente con hombres y... está... asombrada - de verdad.

La columnista Jana Hocking dijo que hizo este descubrimiento similar al de Colón cuando bebía vino tinto con "mi marido gay favorito, también conocido como 'gusband'".

"Reveló que actualmente se acuesta con un chico heterosexual. Umm... ¿perdón qué?", escribió.

"Cuando le pregunté si había muchos hombres 'heterosexuales' en Scruff, me dijo '¡Oh, sí, montones!'", continuó. "Me aventuré más allá y le pregunté con cuántos tipos 'heterosexuales' se había acostado y, tras reflexionar un poco, me dijo: 'Oh, unos diez'".

"¡T-E-N!"

Gurrrrrl.

No pretendemos burlarnos de ella, porque su columna en realidad apoya a las personas que buscan ampliar sus horizontes sexuales, pero su descubrimiento sólo puede ser noticia para los heterosexuales más protegidos.

Numerosos programas de televisión y películas muestran a chicos identificados como heterosexuales que acaban acostándose con chicos homosexuales. Además, también ocurre en las universidades TODAS. EL. JODER. TIEMPO - ¿has oído hablar de "gay hasta la graduación"?

Diablos, un terapeuta masculino incluso me dijo una vez: "Si no fuera por los heterosexuales, nunca tendría sexo". (¡Historia real!)

El "marido" de Hocking le reveló que la mayoría de los str8 bros con los que se acostaba "tenían esposas o novias, pero eran súper curiosos".

"Decidí profundizar y pregunté a más amigos gays si esto era una práctica común y fue un SÍ al 100%", continúa. "Un amigo gay incluso reveló que le encanta la persecución cuando se trata de ligar con un heterosexual. Casi como si fuera un juego divertido. Huh!"

¿Es posible que una mujer que tiene un "marido" y otros amigos gays a los que consultar para escribir sus artículos no sepa sinceramente que la caza de heterosexuales es básicamente un deporte gay?

Desde luego, no es algo nuevo: innumerables gaybies y amantes de hombres emocionalmente inaccesibles llevan haciéndolo literalmente desde hace siglos.

Conseguir que los maridos "str8" engañen a sus mujeres es tan popular en el imaginario gay que incluso constituye su propio subgénero de cine gay para adultos, de ahí la protesta tan repetida: "¡Vaya, tío... no soy gay, hermano!".

Seguro que no, Straighty McBroJob.

Hocking pasa a rechazar las etiquetas de sexualidad y a contar cómo una vez hizo que un ex se bebiera dos chupitos de tequila antes de conseguir que le admitiera que tenía algunos sentimientos homosexuales después de que ella le descubriera compartiendo "algunos mensajes muy coquetos con otro chico".

Eso está muy bien, sobre todo para los heterosexuales que nunca se han planteado la existencia de la bisexualidad en el armario, pero Hocking llega muy tarde a la fiesta. Los sociólogos de la corriente dominante han tratado este tema durante una década.

De hecho, incluso han acuñado numerosos términos para referirse a los heterosexuales que ocasionalmente se acuestan con tíos: están los "andrófilos", los llamados "alt-right", hombres gays a los que no les gustan las cosas estereotípicamente gays (como ir de compras); los "g0ys" para los homosexuales misóginos que temen el sexo anal; los hombres "mayoritariamente heterosexuales" a los que podríamos llamar "heteroflexibles"; y los heterosexuales que a veces quieren disfrutar del sexo gay pero evitan el estigma social llamándolo "buddy baiting", "buddy sex" o "simplemente ayudar a un amigo"."

Sí... un "amigo".

Algunos de estos hombres quieren afecto homosexual sin ser juzgados o algún juego gay que no amenace su identidad heterosexual. Otros pueden querer un cierto tipo de gratificación sexual de los chicos que no pueden obtener de las compañeras.

Quizás a Hocking le interese saber que en 2018, un investigador preguntó a 14.630 estudiantes universitarios de 22 universidades diferentes de Estados Unidos sobre sus experiencias recientes de ligue: El 5% de las experiencias fueron con un miembro del mismo sexo, y de esos estudiantes, el 12% de los hombres se identificaron como heterosexuales.

Las relaciones heteroflexibles de ese estudio se clasificaron en una de las seis categorías siguientes: o bien las personas tenían una atracción gay/bi genuina, estaban borrachas y eran curiosas, no les gustaba tanto el sexo gay una vez que lo probaron, se adentraron en la "bisexualidad performativa" sólo para conseguir un poco de atención social, o querían ser más gay pero se sentían frenados por su culpa conservadora y religiosa.

En cualquier caso, parece que Hocking tiene mucho que aprender sobre las relaciones homosexuales. Espera a que aprenda sobre los poppers... ¡madre mía!

┬┐Y t├║ que opinas?

Nombre:

Categor├şas:

Noticias relacionadas