Hábitos saludables de higiene sexual

SALUD SEXUAL

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define la salud sexual como un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Debe centrarse en un acercamiento positivo y respetuoso, así como la posibilidad de obtener placer y experiencias seguras, libres de coerción, discriminación y violencia.

Los hábitos son esenciales para el cuidado de la salud sexual. Desde un punto de vista psicológico, podemos afirmar que el ser humano es capaz de acostumbrarse a una acción, al punto de necesitarla para estar bien consigo misma. Por esta razón, en Cromosomax, te mencionaremos algunos hábitos que son muy útiles para cuidar tu salud sexual:

1.Tener una alimentación equilibrada: es un consejo común para diferentes beneficios, pero lo cierto es que mantener una alimentación saludable te brindará la energía y nutrientes que necesitas para mejorar tu estado física y mantener en equilibrio las hormonas.

Algunos especialistas recomiendan el consumo de almendras para realizar colaciones, ya que ayudan a mantener los vasos sanguíneos sanos y disminuyen el riesgo de obesidad, lo que ocasiona menos placer y una mala salud sexual. Los vasos sanguíneos sanos favorecen la excitación para llegar al orgasmo.

2.Rutinas higiénicas: el cuidado, la higiene y protección es fundamental. La higiene de los genitales externos es tan importante como la del resto del cuerpo, tanto para hombres como para mujeres.

En el caso de las mujeres, deben acudir al ginecólogo desde la primera mestruación. El aseo diario es importante para evitar infecciones vaginales, aunque el exceso de limpieza puede ser contraproducente, ya que se daña la flora vaginal y aumentan los riesgos de contraer una infección. (Fuente: https://www.superguapas.es)

Los hombres deben mantener el pene limpio y evitar acumulación de secreciones. Durante el aseo personal debe echar hacia atrás la piel que recubre el glande y lavar con agua y jabón. En caso de presentarse alguna secreción extraña debe consultar a su médico.

3.Ejercitarse: mantener el cuerpo activo brinda grandes beneficios, una de las principales razones es que la vida sexual y la autoestima mejoran si se pierde peso, ya que el ejercicio ayuda a mejorar el flujo sanguíneo en el clírotis y favorece el desempeño sexual.

4.Educación sexual: la falta de información en torno a la sexualidad y el cuerpo podría afectar a la salud sexual de las personas. La educación sexual es un factor esencial para estar informados sobre el embarazo y las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), cómo evitarlo y/o prevenir ambas situaciones.

Las ITS no distinguen si se es homosexual, mujer, hombre, bisexual, heterosexual, alto, bajo, entre otros. A cualquier le puede tocar. Por otro lado, el único medio que previene las Infecciones de transmisión sexual es el preservativo.

5.Visitar a un especialista: es crucial acudir a consultas con especialistas una vez iniciada la vida sexual, ya que es necesario realizar algunos estudios clínicos periódicamente, y también para recibir asesoría sobre métodos anticonceptivos que se adapten a tu estilo de vida y todo lo relacionado a la responsabilidad sexual.

6.Practicar técnicas de autocontrol emocional: el estrés afecta directamente en el organismo. Suele producir una disminución del deseo sexual al reducir el nivel de testosterona en sangre. En estos casos, realizar prácticas de respiración, relajación muscular o técnicas de meditación pueden ayudar a regular las emociones de las personas.

7. La comunicación: cuando existe mayor comunicación con la pareja, hay menor riesgo de malos entendidos en el ámbito sexual y la probabilidad de mejorar la calidad del encuentro íntimo aumenta. La comunicación relacional y emocional es un neutralizador de posibles interferencias en el plano sexual.

Noticias relacionadas
load