La lucha del colectivo LGTB en un paĆ­s africano

LA MENTALIDAD ANTICUADA DEL COLECTIVO LGTB EN ESWATINI

Eswatini es el último país de África con monarquía absolutista. El país tiene una población de 1,3 millones de habitantes. Es un país muy conservador y religioso, donde existen ciertas minorías que poseen poca o nula visibilidad. Las personas del colectivo LGTB no gozan de ningún apoyo a cualquier nivel.

Como Zambia, Eswatini se sigue rigiendo por la ley establecida cuando pertenecían a las colonias británicas. En dicha ley castiga con 14 años de prisión a los hombres que sean acusados de sodomía. Hoy en día, nadie está encarcelado por ser homosexual, ni ha sido perseguido por la policía.

Sin embargo, el Rey Mswati III, dijo en su momento que los homosexuales eran seres satánicos según afirman varios medios. El anterior primer ministro, Barnabas Sibusiso llego también a afirmar que ser homosexual es una anormalidad y una enfermedad. A su vez, el jefe de la policía, declaro que su país no toleraría a la comunidad LGTB.

El país sigue sin permitir el registro de colectivos LGTB, aunque se permite el derecho de asociación desde 2005. Aunque van dando pequeños pasos, el año pasado celebraron por primera vez el Orgullo y este año volvieron a celebrarlo.

Esperemos que Eswatini, aprenda del ejemplo de países vecinos, como Botsuana que ha despenalizado las relaciones homosexuales en junio. En Sudafrica se permite el matrimonio entre personas del mismo sexo e incluso pueden adoptar. Mozambique también legalizo las relaciones homosexuales en 2015.

Noticias relacionadas
load