accurate banner

El beso más polémico de los VMA

CRUCE DE DIVAS
 



 

Si hay una actuación que podríamos considerar que aúne lo mejor de lo mejor del pop de la última década, con la perfecta elección de controversia, polémica, buen gusto y que suene bien, esa es la apertura de los VMA en 2003.

El momento era muy concreto: Madonna afrontaba uno de los flops más impresionantes de su carrera, USA no le perdonaba su crítica a 'American Life', y los que sí no le perdonaban que se rajara y cancelara el mejor vídeoclip de su carrera por miedo, a sus casi 50 años. Tenía que mover ficha, y rápido. Así que orquestó una boda. A tres bandas.

Madonna, Britney Spears, Christina Aguilera & Missy Elliot - Like A Virgin + Hollywood - VMAs 2003


Madonna sería el marido, Missy Elliot el cura, y las novias, pues las dos estrellas adolescentes más importantes de la década: Britney Spears y Christina Aguilera, que compartieron éxito en el Mickey Mouse Club y que arrancaron sus carreras en solitario paralelamente.

Lo primero en aparecer en pantallas fueron dos niñas tirando flores. Una de ellas era Lola León, la otra era una amiga que no se le ocurrió otra cosa que tirar la cesta de las flores al suelo. Hoy seguro que habrían sido Jayden James y Sean Preston. Lo siguiente fue una maravillosa Britney Spears cantando las primeras estrofas de 'Like A Virgin' en riguroso playback, para ser seguida de una Christina Aguilera que, adivinad, tenía que gritar en la canción, aunque sea un tema que no pide que grites.

 

Ya veréis ya, que ahora viene el beso de la muerte


 

Pero pronto todo terminó porque llegó el novio. Madonna emerge de la tarta gigante cantando su single 'Hollywood', en su genial versión remezclada por Stuart Price, que, casualmente, es el músico de la 'boda'. Ahí las tres féminas se unen y se acercan sospechosamente al centro del escenario. Tras un baile clásico y sensual, Madonna se agacha para robarle la liga a Xtina, para lanzarla y, al levantarse, llevarse a Britney consigo y... besarla, seguido de Christina. Y en ese momento todo el mundo tembló, porque estábamos ante historia. Historia de la música, del pop, de la MTV, de todo. Y todos recordamos donde estábamos.

Al final aparece Missy Elliot pero, let's face it, nos daba igual. Estábamos flipando por el beso y no podíamos pensar en otra cosa. La gala fue un rollazo que nadie recuerda, porque sí, señores, esta es la última gran actuación que dieron los VMAs y aún no ha sido superada.

 

Mueve tu cu cu


 

Gran parte de la diversión de esta magnífica actuación era ver la cara de los invitados. Ver la cara de mojigata cristiana ofendida de Mary J Blige, a Snoop Dogg partiéndose de risa, o la infame cara de Justin Timberlake tras 'El Beso' (hecho que cortó el beso de Christina a todos los espectadores del mundo, creando la confusión de que sólo hubo beso con Britney).

En definitiva, como ya hemos dicho: historia del pop, pura y dura:

 



 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

8 votos

telegram cromosomax

¿Quieres estar al dia? Únete a nuestra Newsletter

Acepto los terminos y condiciones y la política de privacidad.

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios. Se el primero en comentar

Introduce tus datos de usuario para comentar

Rellena los siguientes datos para registrarte


Deja un comentario