barra head

¿Cómo es la situación legal del cannabis en España?

LA REGULACIÓN DEL CANNABIS MEDICINAL DESDE EL DIÁLOGO DEL CONSTITUCIONAL

El CBD es un componente del cannabis comercializado desde los últimos años por tener propiedades beneficiosas para la salud. Pero el desconocimiento sobre esta industria estigmatiza los beneficios terapéuticos del CBD, tanto que existe una falta de definición jurídica que enfrentan las asociaciones del cannabis y los consumidores. Por tanto, España tiene una inseguridad jurídica del cannabis que amerita una regulación legislativa para avalar los productos CBD.

La regulación del cannabis medicinal desde el diálogo del constitucional

El constitucional abre el diálogo para regular el cannabis medicinal con el objetivo de manifestar una decisión legislativa sobre su utilidad, por lo que una subcomisión de la Cámara Baja decidió analizar las experiencias regulatorias del uso medicinal del cannabis mediante los programas de los distintos Gobiernos. La idea es realizar un informe que compare la información recolectada con evidencia científica para remitirlo al Gobierno de España, y así implementar las regulaciones médicas en el país.

Los pacientes tendrán los mismos derechos y garantías para utilizar el cannabidiol, tal como los pacientes de otros países con legislaciones del CBD. Se trata de adquirir los productos para el tratamiento de sintomatologías y patologías si no responden a los tratamientos convencionales. Incluso pueden aumentar la calidad de vida de los pacientes oncológicos, según Cristina Sánchez, la investigadora de la Universidad Complutense de Madrid. Por ello las perspectivas de la subcomisión de la Cámara Baja son positivas para regular el cannabis terapéutico con el apoyo del Congreso.

La finalidad es ejecutar la aprobación unánime, o por mayoría si hay negativas, del marco legal en España mediante el Sistema Nacional de Salud. Cabe decir que el informe se limita a la utilidad del CBD como producto medicinal bajo la prescripción médica. Cualquier uso lúdico o recreativo no se expresará en la futura regulación que celebran 200.000 consumidores del cannabis terapéutico, de acuerdo al Observatorio Español de Cannabis Medicinal (OECD).

El cannabidiol es un producto tópico que no está legislado para consumo humano

Los estudios científicos del CBD proveniente de la planta Cannabis Sativa L., demuestran sus beneficios para la salud con un consumo controlado desde la orientación médica necesaria. La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que este componente es eficaz en el tratamiento de enfermedades sin presentar efectos adictivos ni psicotrópicos, siendo una posibilidad terapéutica que la situación legal del CBD en España considera para los pacientes.

La situación legal en España

El Gobierno de España establece que el CBD es legal como producto cosmético con la regulación de la Agencia del Medicamento, se promueve solo para uso externo. Aún no se registra como complemento alimenticio en la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ni está definido por el Parlamento Europeo. Además, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) informó a los países de la Unión Europea sobre la paralización de la producción y distribución de los suplementos alimentarios con CBD hasta que sean reguladas.

Prohibición de la venta para el consumo humano

El requisito para que el CBD sea registrado legalmente es que esté elaborado como “producto técnico” o “producto de uso externo”. Las empresas que elaboran productos alimenticios con CBD deben retirarlos del mercado por la falta de regulación. Pero, aunque la legislación no contempla la venta de cannabis para consumo humano, existen cientos de tiendas donde se pueden adquirir las famosas flores CBD, siempre bajo la premisa de ser productos decorativos o aromáticos.

Las complicaciones legales que sufren las asociaciones cannábicas

Las asociaciones cannábicas son tiendas especializadas en los productos CBD no limitados al uso terapéutico, ya que ofrecen el consumo recreativo del cannabis. Se crean en el amparo de la ley de asociaciones que no penaliza el autoconsumo en las cantidades adecuadas dentro de espacios cerrados. Tampoco existen sanciones ante un número reducido de consumidores identificados.

Lo relevante es que se sostienen con la presencia de un vacío legal, a pesar de que siguen con complicaciones legales en intervenciones policiales. Por ende, la situación jurídica basada en el Código Penal perjudica a estas asociaciones si promueven el consumo ilegal del cannabis. El punto de partida es que cumplan con las normas jurídicas de la salud pública.

Categorías:

¿Y tú que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas