barra head

El ex marido de Britney Spears buscado por la policĂ­a tras faltar al juzgado

ESTUVO CASADO CON BRITNEY DURANTE SÓLO 55 HORAS EN 2004

El ex marido de Britney Spears, Jason Alexander, es buscado por la policía tras faltar a su cita con el tribunal

El ex marido de Britney Spears, Jason Alexander, es buscado por la policía después de que no acudiera a una cita judicial.

Alexander, que estuvo casado con Britney durante sólo 55 horas en 2004, tenía que comparecer en el tribunal del condado de Napa, California, el martes (13 de septiembre), pero nunca apareció, informa TMZ.

El exmarido de la cantante está acusado de robar costosas joyas a una mujer no identificada en 2015. Se enfrenta a dos cargos de hurto mayor y de compra/recepción de bienes robados.

Alexander aparentemente esquivó el caso durante años, pero volvió a aparecer cuando fue detenido por colarse en la boda de Britney con Sam Asghari en junio.

Fue condenado por allanamiento de morada y agresión en agosto después de presentarse en la casa de Britney, pasando 60 días en la cárcel antes de ser liberado y de que se le dijera que volviera al tribunal el 13 de septiembre. Alexander nunca se presentó, lo que hizo que se emitiera una nueva orden de arresto contra él.

Fue condenado a tiempo cumplido, ya que había pasado tiempo en la cárcel mientras esperaba su cita con el tribunal.

La boda de Britney Spears estuvo a punto de descarrilar

Britney Spears se casó en junio con su novio de toda la vida, Sam Asghari, en una pequeña ceremonia repleta de estrellas: Madonna, Paris Hilton, Selena Gomez y Drew Barrymore fueron algunos de los rostros famosos que asistieron.

Jason Alexander se presentó en la casa de la pareja sin haber sido invitado y retransmitió en directo su pretendida intrusión en Instagram. Entró en la casa y se dirigió al dormitorio de la cantante, donde ella se estaba preparando.

Las puertas estaban cerradas con llave, lo que le impidió entrar, según el tribunal.

Los fiscales dijeron que dañó una puerta y "golpeó a un guardia de seguridad" que intentó sacarlo de la propiedad.

Tras el incidente, un juez emitió una orden de protección que prohibía a Alexander acercarse a menos de 100 metros de Britney y su equipo de seguridad.

Hablando en su Instagram Live, Alexander dijo: "Ella es mi primera esposa, mi única esposa, soy su primer marido. Estoy aquí para arruinar la boda".

Al parecer, la intromisión de Alexander no mermó el ánimo de Britney, que más tarde describió su boda como el "día más espectacular" y añadió que la "fiesta fue incluso mejor" que la ceremonia.

ÂżY tĂș que opinas?

Nombre:

CategorĂ­as:

Noticias relacionadas