驴C贸mo actuar en una sauna gay?

SAUNAS GAYS

 

 

Tu primera SAUNA GAY.

Acudir a una sauna gay es un morbo que muchos disfrutan, lo reconozcan o no. Si quieres animarte a probar, no tengas miedo y sigue estos pequeños consejos para que tu primera experiencia (primera de muchas) sea lo más placentera posible: 

Infórmate bien: Internet está lleno de sitios, y no tires del más barato o el que parezca mejor sin más. Lee comentarios, reviews, opiniones y si preguntas a tus amigos, mejor que mejor. La confianza es lo primero para perder el miedo y la vergüenza.

Si no te atreves a ir solo, busca un acompañante. Hazlo con alguien de confianza, que te de seguridad. No hace falta que hagas nada con él, pero seguro que te hará entrar con más seguridad y serás mucho más atractivo para el resto de asistentes. Una vez dentro, también puedes buscarte a alguien con quien compartir la velada de forma exclusiva, todo es hablarlo.

El contacto con otros chicos ha de ser natural y nada forzado. Si os gustáis los dos, se notará. Haz un acercamiento, pero no te vuelvas pesado, al mínimo gesto de complicidad todo saldrá a la perfección. Si no le gustas a uno, no te ofendas, seguro que a ti tampoco te gustan todos, ¿no?

Acudir a una sauna no es nada del otro mundo, ni mejor, ni peor. Aún es tabú en muchos ambientes, pero tú no lo conviertas en ello. Nadie te obliga a hablar de ello, pero una vez dentro, mantén una actitud respetuosa. No hagas nada que no te apetezca, y tampoco trates mal a nadie porque no sean de tu gusto. Limítate a disfrutar de forma relajada y los prejuicios déjalos bien afuera.

Y nuestro consejo favorito, porque es el más importante: seguridad siempre. Pero siempre siempre, tu salud es lo primero, y esta es una de esas cosas que nos hacen pasar un mal rato. Son muchas las enfermedades que puedes coger por practicar sexo sin condón, así que oye, no escatimes en gastos, lo agradecerás la mañana siguiente, palabra. 

 

 

驴Te gusta? 隆Punt煤alo!

31 votos

Noticias relacionadas
load