¿Cuáles son las prácticas de riesgo en el sexo gay?

RIESGO EN EL SEXO GAY

cara de orgasmo

¿Cuáles son las prácticas de RIESGO en el SEXO GAY?

Los gays tenemos que sufrir constantemente las opiniones sobre una vida sexual muy promiscua. Incluso hemos llegado a leer que homófobos declarados aseguran que solo los gays pueden contagiarse de VIH. En definitiva, mil y una burradas que no hacen más que engrandecer los tópicos e intentar crear una brecha donde no debería haberla.

Hoy queremos hablarte de las prácticas sexuales más peligrosas, aquellas que, aunque te lo puedas imaginar (o no) te puede dar más dolores de cabeza de los que pensabas. Prácticas sexuales en las que muchísima gente ha caído más de una vez, por el morbo de la situación, porque no tenía un condón a mano... Es evidente que no todo el mundo es un "apelero" de Grindr que quiere sexo sin protección por puro morbo. Muchas veces son casos aislados, pero al final la práctica es la misma.

Aprovechamos para recomendarte que te hagas el test del VIH a menudo si tienes una vida sexual muy animada (ole tú). Y te dejamos con las tres prácticas más peligrosas del sexo gay, para que lo tengas todo muy presente:

Kamasutra gay: las 7 posturas estrella del sexo gay

Las 5 claves del sexo gay más placentero

Barebacking o hacerlo a pelo

Aquí no hay discusión: follar a pelo con un desconocido es la peor elección que puedes tomar. La zona del ano contiene bacterias que, unidas a las microroturas que puede darse durante el sexo anal, se puede producir el contagio de varias ETS. Por lo tanto, nunca está de más recordar que el sexo seguro, el sexo con condón, te quitará muchos dolores de cabeza. Y sí, lo compensa todo.

Beso blanco / beso negro

Seguro que ya conoces lo que son, pero por si acaso te hacemos un recordatorio rápido: un beso negro se da cuando juegas con tu boca en el culo de tu pareja, así de claro. Y el beso blanco, aunque parezca justo lo contrario, es más diferente: consiste en que eyaculen en tu boca y te beses con tu pareja después. Como puedes imaginar al ver estas descripciones, son prácticas terriblemente peligrosas y que te exponen completamente a pillar una ETS, así que lo más recomendable es que si lo haces, lo hagas con una persona de muchísima confianza, ya sea porque es tu pareja de toda la vida o porque os habéis hecho las pruebas de ETS juntos. Como practica es muy morbosa, pero puede conllevar unas cuantas enfermedades contagiosas.

Fisting

Los más bestias sabrán lo que es el festi-fucking, algo tan sencillo como meter el puño por el ano del pasivo. Vale, no es tan sencillo de practicar como de entender, pero es evidente que el foco de infecciones aumenta... y no va con segundas. Aquí no hablamos de contagio de ETS, sino de heridas internas, contusiones peligrosas y hasta que se te rompan los músculos que previenen que te cagues encima. Vamos, que podrías sufrir incontinencia fecal. Así que, mucho cuidado con estas prácticas. 

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

9 votos

Noticias relacionadas
load