¿El orgasmo que dura 4 meses? "Slow sex" y cómo dominarlo

CUANDO SALLY SE ENCONTRÓ A SÍ MISMA


Sí, señoras. Aquí la escritora y sexóloga Nicole Daedone pretende dar las claves del súmum de la satisfacción sexual femenina (lo siento chicos, creo que el nuestro sólo se alarga con el tantra, y si llega...). Y no precisamente se centra la estudiosa en lo que viene siendo el encuentro sexual en sí... Por ahí empieza su teoría.

Dice la redactora de DailyMail.com que ojeando el libro "The Arts and Crafts of Female Orgasm" en el avión, le preguntó la que estaba al lado qué estaba leyendo. "Un libro de autoayuda", le respondió. Lo cierto es que se puede incluir entre esos...

"El problema está en la concepción de orgasmo. El orgasmo es la capacidad del cuerpo para recibir y responder al placer. Simple y llanamente. El clímax es parte del orgasmo con frecuencia, pero no lo es todo en la suma total. Haciendo esta distinción, descubrirás que las mujeres son prácticamente tan orgásmicas como los hombres, e incluso más. O que quieren más sexo que los hombres (y no el típico sexo ABC...)".

Lo que la sexóloga propone se basa en lo que ella ha llamado "Orgasm Meditation" (hasta le han puesto siglas en plan tecnicismo: OM). La cosa no es demasiado fácil, pero bueno, por intentarlo. Según ella, esto requiere dedicación y concentración. Lo mejor es acomodarse en un pequeño nido de amor, según convenga; y abrazados, sin quitarse mucha ropa, empezar con un ritual de caricias, describiendo las sensaciones y concentrándose en ellas con calma y disfrute. Y lo mejor de todo: con las luces encendidas. Todo muy Zen.

Según ella y sus "alumnos en prácticas", la pareja aprende mucho de la persona a través de las caricias, dedicándole tiempo. Ella recomienda mínimo 45 minutos al día durante unas 10 semanas para que la OM tenga sus efectos a nivel práctico. Y lo que deja claro es que este ejercicio no es un preliminar, es más que eso. "Se trata de re-sensibilizar y encender el deseo de la mujer, más que simplemente calentarla un momento."

El caso es que el libro viene con muchos gráficos e imágenes ilustrativas. Y para aquellas que no disfruten de una pareja delicada (y dedicada) y quieren explotar al máximo sus ratos de sexo, o bien que dejen a esa pareja (que muchas veces será el problema), o bien se compren el libro y a probar. Recuerda, "The Arts and Crafts of Female Orgasm", de Nicole Daedone.

Quizá sea una simplificación que realmente contribuya a un mayor goce, o quizá sea una complicación más. Aquí ya se sabe, para gustos los colores y cada persona es un mundo. Personalmente, creo que todo se reduce a conocerse, y a partir de ahí, a disfrutar el momento. ¡Bueno comienzo de semana!



¿Te gusta? ¡Puntúalo!

10 votos

Noticias relacionadas
load