Nueva York gay: todo sobre la ciudad más famosa del mundo y sus secretos gays

NUEVA YORK GAY

Nueva York gay: todo sobre la ciudad más famosa del mundo y sus secretos gays.

Nueva York es, sin duda, la capital del mundo. Una ciudad en la que nadie es autóctono pero todos se sienten como en casa. Cuando la visitas, sientes que formas parte de todas las películas en las que aparece, y nadie se siente extraño. Por eso recibe millones y millones de visitas cada año. Si eres, además, un turista gay, bisexual o transexual, es importante saber que en Nueva York encontrarás una ciudad moderna, con opciones para todos y donde seas como seas, te sentirás como en casa. 

La historia de Nueva York con el colectivo LGBT viene de lejos. Uno de los momentos más importantes para los derechos LGBT en todo el mundo fueron los altercados de Stonewall, que tuvieron lugar en 1969 en Manhattan. Concretamente en el vecindario Greenwich Village, cuando el 28 de junio de 1969 se realizó una redada ilegal en el Stonewall Inn, mítico bar para público homosexual y LGBT en general. Buscaron un resquicio en el tema de las etiquetas de las botellas de licor para poder entrar y asustar al personal, promoviendo así la homofobia. Separaron a las drag queens de las personas que no lo eran y decidieron llevarse absolutamente a todo a el mundo a comisaría. En el barullo que se montó fuera mientras sacaban a las personas, empezó la lucha: drag queens, personas LGBT y aliados les lanzaron de todo: latas, botellas y hasta los míticos ladrillos de una zona de obras colindante.

Hoy en día Nueva York es una ciudad completamente diferente, en la que puedes vivir y que puedes visitar sin ningún problema de la mano de tu pareja.

Puntos de interés LGBT en la Nueva York gay

Hay sitios que no te debes perder si quieres visitar la Nueva York gay llena de historia y diversión:

Therapy: para los que buscan experiencias un poco más tranquilas y menos aplastantes, Therapy es una gran opción. Mesas, copas, un escenario con muchas drag queens dispuestas a hacértelo pasar bien... En definitiva, una opción para los que busquen el contraste de algo mucho más tranquilo pero divirtiéndose igual.

Metropolitan Bar: en pleno barrio gentrificado de Williamsburg se encuentra uno de los bares que más recomiendan los locales: bebidas a muy buen precio, karaokes, drag queens y mucha fiesta, lo típico que espers de un lugar de estas características. 

Cubbyhole: las lesbianas también cuentan con su propio espacio, con uno de los bares con más historia para las chicas a las que les gustan las chicas. Lo mejor es que el plan del bar puede cambiar según la noche: desde la clásica happy hour hasta pedir pizza para todos. Nunca sabes lo que te va a encontrar. ¿No es maravilloso?

Boxers: el nombre te lo dice (casi) todo: un bar gay en el que los camareros te atienden en ropa interior. Pero es más, para darle más morbo al asunto, también cuenta como Sports bar, por lo que cada vez que se emita un partido de fútbol, baloncesto o beisbol importante, las pantallas lo reproducirán. No sabemos bien lo que harán las noches que emiten el capítulo de RuPaul's Drag Race, eso ya es otro debate.

The Stonewall Inn: No podíamos olvidarnos del ya mencionado inicio de todo. En 2016 este bar fue nombrado por el presidente Barack Obama como lugar de importancia histórica nacional, así que poco más que decir. Sigue siendo un bar, divertido, lleno de gente, con fiestas de todo tipo, desde bingos drag hasta espectáculos de variedades. Tú pide, que seguro que hay algo que te gusta.

Los derechos LGBT en Nueva York

Los derechos LGBT en Nueva York son unos de los más avanzados en todo Estados Unidos. Desde el 2000 se crearon varias leyes para proteger a las personas LGBT de ataques de odio, y a partir de 2010 llegó la legalización del matrimonio homosexual, que no fue factible hasta junio de 2011. Como ya hemos comentado, la verdadera revolución empezó en 1969 con los altercados de Stonewall, que sirvieron para que hoy Nueva York sea una de las ciudades que recibe con los brazos abiertos a la comunidad LGBT, con una serie de ofertas para este público interminables y siendo reconocida como uno de los puntos turísticos para personas LGBT que no puede faltar para un viajero gay.

A nivel de derechos más prácticos, las personas transexuales tienen aún mucho por luchar. Si bien pueden modificar su certificado de nacimiento sin haberse operado los genitales, el estado no cubre este tipo de operaciones, aunque es algo muy habitual en el país en general, con el frágil (por no decir casi inexistente) sistema de sanidad pública con el que cuenta.

Nueva York gay

Sin duda, si hay una ciudad del mundo que apuesta por el turismo gay y que tiene una cantidad increíble de opciones, ya sean bares, clubes, discotecas, conciertos o todo tipo de eventos culturales y sociales LGBT friendly o directamente creados por y para personas LGBT, esa es Nueva York.

Es la ciudad de las oportunidades, la ciudad que vio nacer a Lady Gaga, a la que llegó Madonna con unos pocos dólares en el bolsillo y muchísimas ganas de comerse el mundo. La protagonista de infinidad de películas de todo tipo. Una ciudad de no decepciona en ninguno de sus aspectos y en la que, además, puedes viajar como turista gay con toda la tranquilidad.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

6 votos

Noticias relacionadas
load