La protesta de esta mujer Trans

MUJER TRANS SE PRENDE FUEGO EN LA CAPITAL DE GEORGIA PARA PROTESTAR POR LA HORRENDA NEGLIGENCIA DEL PA脥S DURANTE EL CORONAVIRUS

Una mujer trans en Tbilisi, la capital de Georgia, se prendió fuego en protesta contra el tratamiento que el país da a las personas transgénero durante la pandemia de coronavirus. Madona Kiparoidze se prendió fuego a sí misma frente al ayuntamiento de la capital el jueves 30 de abril. Fue perseguida por la policía, según el Planeta Transgénero, que le quitó su ropa en llamas y luego la arrestó.

Después de ser detenida, gritó: "Soy una mujer transexual, y me estoy prendiendo fuego porque el estado georgiano no se preocupa por mí".

Más tarde fue llevada al hospital en ambulancia, pero según se informa se ha comunicado con otras personas desde entonces y ha dicho que no tiene lesiones que pongan en peligro su vida. Tamaz Sozashvili, cofundador del Tbilisi Pride, escribió en Twitter: "Hoy, [una] mujer trans intentó suicidarse frente al Ayuntamiento de Tbilisi para protestar por la inmovilidad e ignorancia [del gobierno georgiano] hacia ellos durante la crisis de COVID-19.

Orgullo LGTB 2020 en casa

"Las personas trans se encuentran entre los grupos más vulnerables de Georgia".

Georgia sólo permite a las personas trans cambiar su género legal mediante una costosa, y para algunas personas innecesaria, cirugía. Muchas personas trans no pueden encontrar trabajo debido a la discriminación generalizada. Según LGBTQ Nation, el Grupo de Apoyo a las Iniciativas de las Mujeres (WISG) en Georgia emitió una declaración en marzo sobre cómo las mujeres trans están siendo afectadas por la pandemia del coronavirus.

En la declaración se instaba al gobierno a: "Considerar a las mujeres que se dedican al trabajo sexual, especialmente a las mujeres transgénero, como un grupo de necesidades especiales y ayudarlas según sus necesidades, ya que la mayoría de ellas carecen de apoyo moral y financiero de sus propias familias". "Además, muchos de ellos viven de alquiler, que no pueden cubrir y no pueden permitirse satisfacer sus necesidades básicas en condiciones de distanciamiento social debido a la especificidad de su trabajo".

El verano pasado, el Orgullo de Tbilisi tuvo que ser cancelado debido a amenazas de violencia de extrema derecha. Antes de que la marcha del Orgullo se llevara a cabo, la Iglesia Ortodoxa Georgiana publicó una declaración en la que exigía al gobierno georgiano que detuviera el evento. La iglesia dijo que el Orgullo de Tbilisi era "totalmente inaceptable" y que provocaría "desorden y confrontación".

Añadió: "El estilo de vida de las personas LGBT+ es el pecado de la sodomía y por lo tanto contradice tanto la fe cristiana como las enseñanzas de las religiones tradicionales y los valores morales en general".

Noticias relacionadas
Orgullo LGTB 2020 en casa
load