barra head

Sanna Marin, primera ministra de Finlandia, defiende los derechos trans

SU GOBIERNO ESTA IMPULSANOD REFORMAS PARA UN PROGRAMA DE IGUALDAD

La primera ministra feminista de Finlandia, Sanna Marin, sale a defender el derecho de las personas trans a identificarse.

La controvertida Ley Trans exige que las personas trans se sometan a largos exámenes de salud mental y a esterilización forzosa para obtener el reconocimiento legal del género.

En 2017, un proyecto de ley que pretendía reformar la ley fracasó debido a la falta de apoyo de los diputados. Sólo ocho de los 17 miembros del comité apoyaron el proyecto de ley.

Un nuevo proyecto de ley para reformar la ley se presentará al parlamento el próximo año. Por primera vez, los cinco partidos de la coalición están a favor de la reforma.

Marin dijo: "Finlandia ha tenido gobiernos de coalición desde siempre. Por lo tanto, estamos acostumbrados a tratar de hacer compromisos y tratar de encontrar el consenso entre los diferentes partidos."

Los activistas han estado presionando para que Sanna Marin y otros primeros ministros reformen la Ley Trans durante años

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó en 2017 que exigir la esterilización de las personas para cambiar su reconocimiento legal de género era una violación de los derechos humanos. Sin embargo, el gobierno finlandés decidió no implementar sus recomendaciones.

En los últimos 10 años, la Organización Mundial de la Salud y varias filiales de las Naciones Unidas han pedido "eliminar la esterilización forzada, coercitiva y otras esterilizaciones involuntarias".

A Sakris Kupila, un activista trans, se le negó el reconocimiento legal de género después de rechazar la esterilización forzada. Dirigió una campaña internacional para reformar la Ley Trans con el apoyo de Amnistía Internacional.

El activista transitorio Kasper Kivisto se ha reunido con la actual coalición para ofrecer asesoramiento sobre las reformas propuestas. Dijo: "Tenemos a la líder más joven de un país, pero sólo es una muestra. Tiene que tener el apoyo del sistema detrás de ella antes de que realmente haga una diferencia."

Antti Rinne, el último primer ministro de Finlandia, había planeado eliminar el requisito de la esterilización de la legislatura. Sin embargo, renunció antes de poner en marcha el plan. También había planeado prohibir las cirugías en niños intersexuales.

El gobierno de Marin está impulsando las reformas como parte de un nuevo Programa de Igualdad. Éste introducirá nuevas políticas para cerrar la brecha salarial entre los géneros, tomar medidas enérgicas contra la violencia doméstica y mejorar los resultados educativos de los niños de entornos desfavorecidos.

Algunos han criticado este programa por no reconocer que estos temas tienden a afectar desproporcionadamente a las personas de color. Marin ha insistido en que el Programa de Igualdad mejorará la vida de las minorías raciales en Finlandia.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

2 votos

Noticias relacionadas