barra head

Por qué no es bueno para el LGTB+ que Daniel Craig en Knives Out sea gay

HOLLYWOOD INTRODUCE EN SUS PELĂŤCULAS PERSONAJES FUERTEMENTE CODIFICADOS QUE SĂ“LO EL PĂšBLICO LGBTQ+ PUEDE DESCIFRAR

Por qué el hecho de que Knives Out haga gay al personaje de Daniel Craig no es precisamente una victoria LGBTQ+

Knives Out es la última película en la que sale un personaje de forma retrospectiva, y ya es hora de que Hollywood le dé un respiro.

El director de Knives Out, Rian Johnson, confirmó en el Festival de Cine de Londres que el personaje del detective Daniel Craig es homosexual. Se insinuó que Benoit Blanc tenía una amante masculina en la primera película, pero ahora es un hecho.

Se te perdonará que te sientas confundido. Craig fue una de las mejores partes de la primera película de Knives Out, pero apenas se mostró como queer, y una referencia velada a un amante masculino se sintió forzada en el mejor de los casos.

Pero ahora todo forma parte de la historia, aparentemente. Johnson dice que es queer -algo que nunca quedó claro en la primera película- y que su amante masculino va a tener una aparición en la próxima secuela Glass Onion: A Knives Out Story.

La película no se estrena en Netflix hasta las Navidades, pero estaríamos dispuestos a apostar que ese cameo será un momento rápido, sin mayor relación con la película, que se eliminará fácilmente para los mercados homófobos.

Hay una tendencia reciente de Hollywood a hacer exactamente eso, y luego aplaudirse a sí mismos por representar las vidas LGBTQ+.

Sucede una y otra vez, y de alguna manera, nada cambia realmente.

Caracteres codificados en cola

En 2019, Vengadores: Endgame se ganó los elogios porque un personaje en un grupo de apoyo al duelo mencionó que tenía una pareja masculina. Fue anunciado como el gran momento queer de Marvel, pero esencialmente no significó nada: otro momento vacío que dejó al público LGBTQ+ con ganas de más.

Luego vino No Time to Die y su confirmación casual de que el personaje de Ben Whishaw es queer. Si salieras del cine para ir al baño, habrías salido felizmente de la película sin saber nada de ese intrascendente punto de la trama.

Antes de eso, hubo una película de acción real de Disney, La Bella y la Bestia, en la que el personaje de Josh Gad bailaba brevemente con un hombre al final. Disney lo hizo muy bien: si buscabas indicios de que el personaje era queer, te dabas cuenta, pero los niños podían verlo sin enterarse de nada.

También ha habido grandes errores, como Bohemian Rhapsody, una película sobre Freddie Mercury que de alguna manera se las arregló para relegar su queerness a un segundo plano, y hubo Immortals, una película de Marvel que tenía un superhéroe gay cuya sexualidad se sentía como si fuera lanzada para ganar puntos.

Una y otra vez, es la misma historia de siempre: Hollywood introduce en sus películas personajes fuertemente codificados que sólo el público LGBTQ+ puede descifrar. Cuando se atreven a incluir una representación abierta, siempre es en un segundo plano: pequeños e insignificantes puntos de la trama que no aportan nada, pero que permiten a los estudios decir que están contando historias diversas.

Knives Out (y probablemente su secuela) son sólo las últimas de una larga lista de películas que han hecho un flaco favor a los espectadores queer, pero eso no significa que sean las últimas. Es una tendencia que no desaparece, incluso cuando el cine empieza a tener más confianza en la representación de los personajes queer.

Las cosas están empezando a cambiar lentamente. Recientemente, la comedia romántica gay Bros, de Billy Eichner, ha mostrado al público una representación mucho más abierta de la vida queer.

Pero es innegable que las películas de gran presupuesto de Hollywood siguen estando muy por detrás de la televisión y el streaming en lo que respecta a la representación LGBTQ+. La televisión lleva años mostrando a los personajes homosexuales en toda su complejidad, mientras que las películas en streaming como Fire Island demuestran que hay un futuro más prometedor.

Mientras tanto, Glass Onion: A Knives Out Story y su cameo de amante gay demuestra que los estudios de la corriente principal de Hollywood tienen poco interés en hacerlo mejor.

ÂżY tĂş que opinas?

Nombre:

CategorĂ­as:

Noticias relacionadas