barra head

Se publica en Rusia un libro infantil LGTB+ con el sello 18+

LA LEY ANTI-LGTB+ DEL PAÍS OBLIGA A CATALOGARLO PARA MAYORES DE EDAD

Se publica en Rusia un conmovedor libro infantil sobre familias LGBT+ con el sello 18+.

Un libro infantil sobre niños con padres del mismo sexo se ha publicado en Rusia con una etiqueta "18+" debido a la denostada legislación anti-LGBT+ del país.

La fundación benéfica Sphere declaró que publicó el libro con la Red LGBT rusa, ya que ninguna de las editoriales del país quiso tocarlo debido a la ley rusa de "propaganda gay".

La odiosa legislación fue firmada por Vladimir Putin en 2013 y prohibía cualquier "promoción" de "relaciones sexuales no tradicionales". Cualquier persona declarada culpable en virtud de la ley puede ser condenada a fuertes multas o a hasta 15 años de prisión.

Sphere explicó que el libro "no sólo trata de las familias LGBTQ+", sino que también es para ellas, lo que lo convierte en el "primer libro de este tipo en Rusia". Sin embargo, añadió, la ley rusa exigía que se imprimiera con una etiqueta para mayores de 18 años.

Sphere declaró: "En otras palabras, debido a la legislación vigente no había otra opción que publicar un libro infantil sólo para adultos... Esto es lo ridículo de la ley de propaganda, que sólo aumenta la discriminación contra los LGBT+ y limita el acceso a la información".

La traducción al ruso de Dmitriy Kuzmin combinó las dos historias bajo un título singular: Madres, Padres e Hijos desde el Atardecer hasta el Amanecer. Según Sphere, el libro no está disponible para su comercialización, y los 500 ejemplares impresos se distribuirán entre grupos LGBT+ y personas influyentes.

La organización benéfica espera que el libro sirva para concienciar y dar "una nueva dimensión e impulso a la lucha contra la legislatura discriminatoria", según declaró .

A principios de este año, Esfera lanzó una campaña en Change.org para derogar la odiosa ley rusa de propaganda anti-LGBT+. La organización afirmó en un comunicado que el libro infantil es el "epítome" de la "absurdidad de la ley".

El libro es una traducción al ruso de dos títulos del autor estadounidense Lawrence Schimel y la ilustradora ElÄ«na Brasliņa. Los cuentos -en inglés, Early One Morning y Bedtime, Not Playtime! - son los mismos que fueron objeto de las leyes húngaras contra los homosexuales a principios de este año.

Schimel, que compartió en Twitter imágenes de las distintas traducciones al ruso de la versión "18+", dijo que tanto él como el ilustrador Brasliņa se oponen "firmemente a la persecución de las personas LGBT por parte del gobierno ruso".

Añadió que no se debe dar al odio "ningún tipo de cuartel en el mundo plural, diverso y global en el que vivimos".

"Estas leyes de propaganda LGBT no protegen a los niños de nada, ni nuestras vidas son algo de lo que nadie necesite estar 'protegido'... Por eso es tan importante esta campaña para derogar esta ley nociva en Rusia", dijo Schimel .

Continuó: "No sólo para los niños que puedan estar en familias del mismo sexo o descubrir su propia identidad LGBT, sino para que todos los niños vean estas familias que existen en el mundo -incluso en Rusia- y para evitar que una generación crezca con el cerebro lavado por esta homofobia política".

En julio, las autoridades húngaras multaron a la editorial de una traducción en dos partes de "Early One Morning" y "Bedtime, Not Playtime!", alegando que no había advertido a los padres sobre su contenido LGBT+.

La Oficina del Gobierno del Condado de Pest impuso una multa de 250.000 forints (599 libras) en virtud de una ley que prohíbe las prácticas comerciales desleales. El jefe de la autoridad local afirmó que la empresa que distribuyó el libro "no prestó atención a la ley que exige una etiqueta especial para los contenidos que difieren de la corriente principal".

Pero la Fundación para las Familias Arco Iris, que distribuyó las versiones húngaras de los libros, se defendió y argumentó que "las familias arco iris son familias perfectamente normales y corrientes".

"Seguimos creyendo que todas las familias se merecen cuentos de hadas y todos los niños pequeños se merecen la oportunidad de reconocerse a sí mismos o a sus padres", añadieron.

Se produjo mientras Hungría se enfrentaba a una inmensa reacción por la aprobación de una ley de propaganda contra el colectivo LGBT+ (aunque el libro para niños fue objeto de otra norma).

La denostada legislación prohíbe la "promoción" de la vida LGBT+ entre los menores en las escuelas, la publicidad y los medios de comunicación.

¿Y tú que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas