La primera ministra de Nueva Zelanda explica la decisi贸n de no prohibir la terapia de conversi贸n

EXPLICAN EL PORQUE NO QUITAR LAS TERAPIAS DE CONVERSI脫N EN NUEVA ZELANDA

Jacinda Ardern en la Conferencia sobre Cambio Climático y Negocios el 9 de octubre en Auckland, Nueva Zelanda. 

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ha explicado la decisión de su gobierno de retrasar la prohibición de la traumática terapia de conversión gay, reconociendo la necesidad de una "libertad religiosa".

La polémica práctica de la llamada "terapia de conversión" gay se planteó después de que más de 20.000 personas firmaran peticiones para que se prohibiera en Nueva Zelanda.

Se encargó al Comité Especial de Justicia que examinara las peticiones y aconsejó al gobierno que retrasara la adopción de una decisión sobre su proscripción debido a las preocupaciones sobre la libertad de expresión.

"En particular, es necesario reflexionar sobre cómo definir la terapia de conversión, a quién se aplicaría la prohibición y cómo garantizar el mantenimiento de los derechos relacionados con la libertad de expresión y de religión".

Jacinda Ardern se dirigió al informe en una conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros el lunes 21 de octubre.

"Es algo por lo que sé que nuestra comunidad LGBTI está muy preocupada, y es un tema que me preocupa".

Reunión para pedir el fin de la terapia de conversión en Canadá. 

 

Noticias relacionadas
load