Mitos sobre el sexo gay que desconocĂ­as

LO QUE NO SABIAS DEL SEXO GAY

Hablemos sobre el sexo gay, porque incluso en 2020, las ideas falsas son aparentemente ineludibles. Tal vez sea porque el sexo entre hombres (o mujeres, para el caso) todavía está casi ausente de los principales medios de comunicación, excepto en las plataformas donde se puede ver porno gay gratis sin tapujos. De hecho, la película biográfica de Elton John "Rocketman", estrenada el pasado año, es la primera película de estudio de gran presupuesto con una escena de sexo entre dos hombres. O tal vez sea porque el sexo gay que se filtra en los medios populares tiende a tergiversar los encuentros sexuales típicos, a menudo de manera vergonzosa. Por ejemplo, la mayoría de los hombres homosexuales no describirían el sexo rápido, improvisado, como aparece en la película de 2005 "Brokeback Mountain", como es típico. Estos son los mitos más comunes sobre el sexo entre hombres y la realidad detrás de ellos.

Los hombres homosexuales pueden tener sexo anal cuando lo deseen, sin necesidad de preparación

Orgullo LGTB 2020 en casa

Ves un hombre atractivo al otro lado de la barra, cierras los ojos  y lo siguiente que sabes es que estás contra la pared teniendo sexo anal, una de las categorías gays x más vistas en el porno homosexual. Esto no es una realidad para muchos hombres homosexuales por múltiples tazones. Si un hombre es receptivo, con frecuencia necesita (o prefiere tener) aviso previo antes de tener relaciones sexuales, esto significa tener tiempo para asearse, generalmente, con una ducha anal o un enema de agua. Las duchas son una forma sencilla de reducir la ansiedad durante las relaciones sexuales.

El sexo significa penetración 

Muchas personas heterosexuales y homosexuales tienden a considerar el sexo como "sexo" solo si hay penetración, aunque muchas personas prefieren otros tipos de actos sexuales. En un estudio al que se encuestó a 1.000 hombres homosexuales en 2017, descubrió que solo el 19% de ellos tienen relaciones sexuales anales. El sexo anal tiene posiciones bajas en la lista de prácticas sexuales en las que los hombres homosexuales participan. Sin embargo, los hombres homosexuales a menudo juzgan a otros hombres gays si eligen abstenerse del sexo anal, e incluso los llaman vírgenes. Eso no solo limita la idea de lo que puede ser el sexo, sino que ejerce una presión innecesaria sobre las personas para que tengan cierto tipo de sexo.

Siempre hay uno que penetra y otro que recibe

Muchos hombres rechazan la idea de que penetrar o recibir sean actos fijos en las parejas sexuales gays. Las preferencias cambian en función del encuentro, la actitud y las apetencias de cada momento. También existe la creencia de que alguien es un superior o inferior, basado únicamente en ciertos rasgos físicos o razas. Un hombre homosexual que es alto, musculoso o negro, por ejemplo, podría ser etiquetado como superior, independientemente de sus preferencias sexuales, mientras que las personas a menudo suponen que alguien es inferior si son bajos, flacos o asiáticos.

Noticias relacionadas
Orgullo LGTB 2020 en casa
load