barra head

Camino a los Oscar: "Maestro" es una descripción magistral de un amor complicado

MAESTRO HA SIDO NOMINADA A SIETE PREMIOS DE LA ACADEMIA

Camino a los Oscar:

La película, que comienza con una entrevista al director de orquesta cuando se acercaba a los 70 años y reflexionaba sobre su difunta esposa, pasa a continuación a un flashback de 1943, cuando se inicia su carrera y, poco después, conoce y se enamora de Felicia. A medida que su relación crece con los años, Leonard tiene múltiples aventuras con hombres, lo que crea una tensa relación con su mujer. Pero, tras reencontrarse después de un distanciamiento especialmente difícil, a Felicia le diagnostican un cáncer de mama con metástasis en el pulmón y Leonard se convierte en el cariñoso cuidador de su moribunda esposa.

Maestro hace un trabajo excepcional a la hora de representar los diferentes periodos históricos que vivió Leonard Bernstein, y cada época se ajusta perfectamente, no sólo a la estética de la época, sino a los estilos cinematográficos de la misma. Las partes de la película que tienen lugar en los años 40 y 50 están rodadas en blanco y negro, e incluso la forma en que se pronuncian los diálogos refleja el estilo de las películas de la época. A medida que la película avanza hacia los años 70 y 80, cambia a color, pero con colores apagados y un ligero tinte sepia en todo. El resultado es una representación sorprendentemente auténtica, como si estuviéramos viajando a través de las décadas del siglo XX.

La película tiene varias escenas importantes rodadas en tomas largas, sobre todo una larga discusión entre Leonard y Felicia en la que ésta acusa a su marido de tener odio en el corazón. La escena está rodada en un plano general y en una toma continua, mientras los actores intercambian golpes, hablando el uno por encima del otro con rabia, creando un ritmo perfecto que parece una pelea de verdad. El momento en que Felicia recibe el diagnóstico de cáncer también está rodado en una sola toma, creando una escena increíblemente incómoda. Estas tomas largas son muy difíciles de conseguir y requieren mucha precisión por parte del director y los actores. Para aumentar la dificultad, el director, Cooper, es también actor en estas escenas y tiene que permanecer en pantalla durante las tomas largas en lugar de sentarse detrás de la cámara. Esto requiere una gran confianza en el director de fotografía y una difícil coordinación entre todos los implicados.

Sería irresponsable no señalar que ha habido cierta controversia en torno a Maestro debido a la elección de Cooper de llevar una gran nariz protésica para interpretar al famoso director de orquesta, a lo que algunos se han referido como un ejemplo de "cara de judío", exagerando las características asociadas a los judíos. Algunos han llegado incluso a señalar que la prótesis era más grande que la nariz real de Bernstein. La decisión de Cooper de utilizar la prótesis ha sido defendida por muchos, pero la más importante de estas defensas procede de los propios hijos de Bernstein, que trabajaron con Cooper en la película e insistieron en que su padre habría estado de acuerdo con la elección.

Maestro ha sido nominada a siete premios de la Academia, pero las apuestas de Las Vegas no predicen que vaya a ganar nada, excepto Mejor Maquillaje y Peluquería. Parece un poco irónico, porque eso significa que Kazu Hiro, el artista que creó la controvertida nariz protésica, probablemente gane un Oscar por ello. Pero, aunque es probable que la película pierda en los premios más sonados, como los de Mejor Película y Mejor Actor -es básicamente la película considerada con menos posibilidades de ganar el de Mejor Película-, no hay duda de que merece, como mínimo, la nominación en esas categorías.

Bradley Cooper no ha sido nominado a Mejor Director, lo que parece un desaire, pero entra en la historia como la quinta persona que se ha dirigido a sí mismo para ser nominado a Mejor Actor, uniéndose a Laurence Olivier, Warren Beatty y Clint Eastwood. No hay duda de que Cooper merece la nominación al Oscar por su interpretación de Bernstein, ya que Cooper se pierde completamente en esa actuación.

Pero, aunque Cooper hizo un trabajo excelente, Carey Mulligan se lleva realmente la palma como Felicia, sobre todo en los momentos hacia el final de la película, cuando Felicia se está muriendo de cáncer. Mulligan recibe su tercera nominación al Oscar por esta película, tras las nominaciones anteriores por An Education en 2009 y Promising Young Woman en 2020. Parece claro que, aunque este no es el año de Mulligan -la categoría parece un cara o cruz entre Emma Stone por Poor Things y Lily Gladstone por Killers of the Flower Moon-, se va a llevar un Oscar a casa uno de estos años. Es sólo cuestión de tiempo.

Así que, aunque parece poco probable que Maestro se lleve más de un Oscar en la ceremonia de entrega de premios, no hay duda de que esta película debe estar a la altura de las demás nominadas. Es una descripción magistral de una relación profundamente complicada que demuestra que el amor puede ser muchas cosas, pero siempre merece la pena.

¬ŅY t√ļ que opinas?

Nombre:

Categorías:

Noticias relacionadas