barra head

Encuentran a una mujer trans secuestrada gracias a un mensaje de voz

"NO QUIERO MORIR"

Encuentran a una mujer trans secuestrada tras dejar un escalofriante mensaje de voz diciendo que

Los amigos de una mujer trans negra secuestrada en San Fransisco, California, están encantados de haberla encontrado después de que les dejara un escalofriante mensaje de voz: "No quiero morir".

La última vez que se supo de Isa Dessalines, una escritora de 20 años que huyó de los malos tratos domésticos a East Bay en busca de una vida más segura, fue el lunes (7 de marzo) sobre las 23.30 horas en la zona de Fisherman's Wharf.

Mientras hablaba por teléfono con unos amigos, se oyó a Dessalines forcejear con un hombre mientras se cerraba la puerta de un vehículo y se oía cómo se aceleraba el motor: "Vale, vale, voy a entrar", le dijo al hombre, antes de que se cortara la llamada.

En una nota de voz, se podía escuchar a Isa Dessalines sollozando mientras decía "no quiero morir" mientras el mismo hombre le gritaba "cállate" varias veces, según un comunicado de prensa emitido por sus amigos.

Intentaron recabar apoyo instando a la gente a tuitear bajo el hashtag "Find Isa" (Encuentra a Isa) mientras acusaban a las autoridades de ser lentas en su investigación.

Pero el jueves por la mañana (10 de marzo), una de las amigas de Dessalines a la que llamó por teléfono, Ihla, anunció que Dessalines había sido encontrada, lo que provocó una ola de alivio entre quienes la buscaban.

Ella tuiteó: "¡Hemos encontrado a Isa! Ella está actualmente conmigo [en este momento], sé que hay muchas preguntas y cosas que la gente quiere respuestas.

"Pero, [ahora mismo] se está recuperando de un suceso realmente traumático, así que asegúrate de no agobiarla en este momento".

Sus amigos utilizaron la aplicación Find My Friend para localizarla. Tras horas con el teléfono apagado, de repente se volvió a encender. Su última ubicación conocida fue el martes a las 16:19, viajando en una dirección desconocida en la autopista 880 en Oakland.

Minutos después, llamó a sus seres queridos a través de múltiples llamadas que duraron no menos de 30 segundos.

Durante estas llamadas, recordaron sus amigos, Dessalines sonaba como si le doliera y explicaba que acababa de saltar de un vehículo en marcha en la autopista antes de acceder a llamar al 911. Se había golpeado la cabeza, dijeron, y parecía confusa.

Dessalines había estado viviendo en Easy Bay y se hospedaba en varios hoteles del distrito Tenderloin de San Francisco, según dijo un amigo.

La policía de San Francisco confirmó a KTVU que los agentes fueron enviados alrededor de las 2.00 de la madrugada del martes al bloque 200 de la calle Beach para investigar un supuesto secuestro. Allí, sin embargo, no encontraron pruebas ni testigos.

La Unidad de Víctimas Especiales había estado dirigiendo la búsqueda, pero el Departamento de Policía de Oakland dijo en Twitter el miércoles que todavía "no ha recuperado ninguna prueba" relacionada con su desaparición.

La amiga de Isa Dessalines, sin embargo, afirmó que los detectives le dijeron que habían recuperado su teléfono móvil, cubierto de sangre, en una calle trasera junto a un Planned Parenthood en East Oakland sobre las 18:30 horas del martes.

Su descubrimiento ha puesto fin a un caso que ha conmovido y consternado a la comunidad LGBT+ de San Fransisco, ya que la desaparición de Dessalines recoge el temor que sienten innumerables trans estadounidenses, dado que los homicidios de trans han aumentado considerablemente durante años.

El año pasado fue el más mortífero registrado para las personas trans, con al menos 57 personas trans, no binarias y no conformes con el género asesinadas de forma violenta, según la Campaña de Derechos Humanos, que ha monitorizado la violencia transfóbica desde 2013.

Las personas trans tienen más de cuatro veces más probabilidades que las personas cisgénero de ser víctimas de un delito violento, según el Instituto Williams de la Facultad de Derecho de la UCLA.

Al menos 600.000 estadounidenses desaparecen cada año, según la base de datos nacional de personas desaparecidas y no identificadas.

Sin embargo, no existe ninguna cifra oficial sobre el número de personas trans desaparecidas cada año en Estados Unidos, por lo que a menudo son los grupos de base, como Missing and Unidentified LGBT Individuals, Trans Cold Cases y Trans Doe Task Force, los que se encargan de buscar entre los informes policiales y los artículos de las noticias locales para reconstruir los casos.

Un análisis de HRC descubrió que tres de cada cuatro víctimas trans de la violencia son mal nombradas por la policía y la prensa. De hecho, la policía de San Francisco nombró a Isa Dessalines en su informe.

"¿Cuántas otras personas hay por ahí -no identificadas- que podrían haber sido trans, pero nunca se sabe porque ya no pueden hablar por sí mismas?", dijo a KUSA, filial de la NBC, Lazarus Rise, que fundó la página de Facebook Missing and Unidentified LGBT Individuals.

ÂżY tĂş que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas