barra head

Una pareja de lesbianas lucha por la maternidad de su bebé

RESIDENTES DE GIBRALTAR, QUIEREN SER RECONOCIDAS COMO LAS MADRES DEL BEBÉ

Una pareja de lesbianas embarazadas en una carrera contrarreloj para anular una ley

Una pareja que vive en Gibraltar intenta desesperadamente cambiar la ley antes de que nazca su hijo para que ambos puedan ser reconocidos como padres de su bebé.

Natalie y Katie Pérez-Muldoon esperan su primer hijo el mes que viene, pero tal y como está la ley actualmente, sólo Natalie, que está embarazada, será reconocida legalmente como madre del niño.

"Como pareja de lesbianas casadas, nos embarcamos conjuntamente y con amor en el proceso de fecundación in vitro para hacer crecer nuestra familia", explicó Natalie en Facebook. "Es absolutamente desgarrador, la idea de que nuestra familia no tenga el mismo estatus legal que las familias heterosexuales aquí en Gibraltar".

Aunque la ley se modificó en el Reino Unido hace 12 años, nunca se avanzó en Gibraltar, que es un territorio británico autónomo.

Por ello, la Ley de Registro de Nacimientos y Defunciones del país no prevé que los padres del mismo sexo sean reconocidos en el certificado de nacimiento.

"Esto significa que en el caso de que Natalie cayera enferma y quedara incapacitada, el proceso de toma de decisiones no recaería en mí, sino en sus padres, y mis derechos de paternidad son inexistentes", declaró Katie al Gibraltar Chronicle.

Según el periódico, la única forma de que ambas madres sean reconocidas legalmente es extremadamente complicada: primero habría que inscribir al bebé en un hogar monoparental, y luego Natalie tendría que renunciar a todos sus derechos parentales para que ambas pudieran embarcarse en un proceso de adopción.

Esto implicaría referencias de carácter, visitas de los servicios sociales y una comparecencia ante el tribunal para demostrar que son padres idóneos para su propio hijo.

"Esto es absurdo y totalmente inaceptable en lo que se supone que es un país que se compromete a 'identificar y erradicar la discriminación' para 'construir una sociedad más justa'", dijo Natalie.

El gobierno gibraltareño es muy consciente de la laguna en la ley; los dos líderes de la oposición se han acercado para expresar su apoyo, y el proyecto de ley para corregir el problema ha estado listo durante dieciocho largos meses.

Pero a falta de cuatro semanas para que nazca el bebé, la pareja no puede seguir esperando a que cambie la ley "discriminatoria".

"No se puede permitir que esto quede en segundo plano por más tiempo", instó Natalie.

ÂżY tĂş que opinas?

Nombre:

CategorĂ­as:

Noticias relacionadas