Los gays suelen acudir antes al m茅dico cuando tienen problemas de erecci贸n

PROBLEMAS DE ERECCI脫N

Los problemas de erección tienden a aumentar con el paso de los años. La vejez y otros factores relacionados al estrés o a cuestiones físicas pueden alterar el rendimiento sexual de un hombre. Ante cuestiones de este tipo, lo recomendable es visitar a un médico especialista en problemas de erección. En muchos casos, se trata de un proceso natural ligado a la edad que puede corregirse con técnicas y consejos de profesionales. Incluso se puede recurrir a tratamientos como implantes de pene si las condiciones médicas así lo requieren.

Los problemas relacionados con la impotencia son realmente importantes, aunque la mayoría de hombres no lo quieren ver así. Posiblemente, por lo embarazoso de la situación. Dentro del colectivo masculino, el público homosexual tiende más a acudir al médico si tiene problemas con el sexo. Es un grupo que le da más valor a este tipo de cuestiones y no tiene reparo en visitar a profesionales si encuentran cualquier posible disfunción eréctil. El público heterosexual, en cambio, es más reacio a buscar ayuda médica en estos casos.

Los motivos de este trastorno pueden ser de diversa índole, al igual que las soluciones que se proponen. Cuando se trata de un hombre que siempre tiene problemas en la erección, incluso durante masturbaciones realizadas en solitario, entonces el motivo estará en cuestiones físicas, ya que el aspecto mental no debería afectar si se trata de darse placer uno mismo. En el caso de que esta disfunción surja cuando se mantienen relaciones con otra persona, aquí cabe la posibilidad de que la cuestión sea mental o que combine ese aspecto psicológico con algún motivo físico. La línea entre unas relación satisfactoria y una mala experiencia es muy delgada a veces y puede solucionarse de forma sencilla con farmacoterapia, u ondas de choque. En otras ocasiones, el asunto es más grave y requiere de un tratamiento más sofisticado como psicoterapia o la prótesis de pene, que se indica cuando ninguna de las terapias anteriores funcionan.

Centrandonos en esta última, la prótesis del pene (también denominada implante peneano, o bombita en los paises sudamericanos), podemos resumir que se trata de una solución definitiva que no requiere de otro método complementario, ya que mediante un dispositivo mecánico se colocan unos cilindros que realizan la función de los cuerpos cavernosos que generan la erección del miembro. A través de la prótesis hidraulica o de tres componentes, el hombre puede tener el pene en la condición que desee, flácido o erecto. Se instala una bomba entre los testículos y mediante la palpación de estos, la perilla se activa y el pene se pone en posición de erección, con una apariencia totalmente natural, y sin que la persona con la que estamos manteniendo relaciones note nada extraño. Como decíamos, antes de llegar a la indicación de la prótesis de pene, se recomienda siempre probar las terapias anteriors, y tomar como última opción después de haber probado otros tratamientos. Está dirigido a aquellos pacientes que presentan problemas de erección o disfunción eréctil de forma crónica y que no encuentran soluciones en otras alternativas (pacientees con diabetes muy avanzadas, personas con problemas serios de próstata en su historial, hombres con problemas de fuga venosa, etc)

Principales causas de las disfunción eréctil

Por otro lado, el consumo y abuso de drogas es uno de los factores de riesgo en los problemas de erección. Generan alteaciones en el cuerpo y modifican su funcionamiento natural hasta el punto que puede afectar al sexo de forma muy considerable. Aunque es evidente que las drogas son nocivas para la salud, siempre es bueno recordar que pueden generar problemas de erección como medida previsora para quienes quieran consumir este tipo de sustancias. El riesgo del consumo de drogas (extasis, anfetaminas, ketamina, cocaina, alcohol, tabaco, etc) es que este tipo de efectos suelen apreciarse a largo plazo con el paso del tiempo, y cuando la vuelta atrás resulta complicada (aunque no imposible). Otros de los motivos de una disfunción eréctil reside en factores físicos derivados de la edad, problemas sanguíneos que impiden que la sangre llegue al pene o cuestiones más delicadas como la daños nerviosos por accidentes. En menor medida, pueden estar relacionados con una bajada anormal de ciertas hormonas como la testosterona.

La eyaculación precoz es una de las patologías ligadas al sexo entre el público masculino. Es un problema cada vez más común que afecta a hombres que alcanzan una cierta edad, aunque no se descarta ni mucho menos entre jóvenes. Pese a ser uno de los principales problemas sexuales de los varones, la mayoría no lo considera así o no lo ve lo suficientemente importante como para acudir a un médico. El 85% de los hombres que padecen eyaculación precoz no acude a un profesional para tratárselo. L
as soluciones para tratar los diversos tipos de problemas en la eyaculación son varias y van ligadas al origen del problema, que en cada paciente puede tener una fuente diferente. Si la cuestión está relacionada con el aspecto mental, entonces el usuario puede acudir a profesionale de la psicoterapia sexual, los cuales le ayudarán a afrontar más saludablemente sus relaciones sexuales. La ayuda profesional, en este caso, es realmente útil y puede solucionar el problema con paciencia y voluntad por parte del paciente. Otras veces, la solución está en el consumo de ciertos medicamentos, sobre todo en el caso de problemas de erección. Esta medida ayuda en el corto plazo, aunque no evita la necesidad de buscar soluciones en materia de terapia o tratamientos para solventar el problema por completo.

Noticias relacionadas
load