barra head

La administraci贸n Trump apoya el despido de profesores gay

EL GOBIERNO DE TRUMP HA MOSTRADO SU CONFORMIDAD CON EL DESPIDO DE LAS ESCUELAS CAT脫LICAS A PROFESORES GAYS

Trump y Mike Pence

El presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence levantan el pulgar después de hablar en el primer día de la Convención Nacional Republicana 

El Departamento de Justicia de la administración Trump ha intervenido en una batalla legal para defender el derecho a expulsar a un profesor de escuela católica en base a su orientación sexual.

El caso gira en torno al profesor de lengua y estudios sociales Joshua Payne-Elliott, que fue despedido de su trabajo en la Escuela Secundaria Cathedral de Indianápolis después de 13 años porque se casó con un hombre.

Payne-Elliot está presentando una demanda por discriminación e interferencia contractual contra la Arquidiócesis de Indianápolis, que había amenazado con revocar la condición de católico de la escuela a menos que accediera a despedirlo.

La arquidiócesis ha tratado de desestimar la demanda, argumentando que tiene el derecho constitucional de discriminar a los homosexuales bajo la Primera Enmienda - y el martes (8 de septiembre), el abogado del Departamento de Justicia Josh Minkler presentó un escrito de 36 páginas ante la Corte Suprema de Indiana de acuerdo con la iglesia.

La administración Trump dice que está bien despedir a los profesores gays porque "contradicen la enseñanza católica" y pueden hacer a los niños ateos.

En el escrito, Minkler sostiene que la decisión de expulsar a Payne-Elliott está protegida por la Constitución porque la Arquidiócesis "solicitó el despido de Payne-Elliott expresamente por motivos religiosos".

Minkler sugiere que permitir que continúe trabajando "interferiría con la expresión pública de la Arquidiócesis de la doctrina de la Iglesia sobre el matrimonio".

Joshua Payne-Elliott (derecha) y su marido, Layton Payne-Elliott, trabajaban como maestros de escuela católica antes de que Joshua fuera despedido.

El escrito de la administración Trump sostiene: "Parte del papel de Payne-Elliott era inculcar la fe entre sus estudiantes, incluyendo el tema específico de la enseñanza de la Iglesia sobre el matrimonio.

"Los maestros son los principales actores que una escuela religiosa confía para llevar a cabo su misión de transmitir la fe a la siguiente generación.

"Los maestros como Payne-Elliott están en una posición única para influenciar a los estudiantes, y pueden usar esa influencia para ayudar a los estudiantes a crecer en la fe o, si contradicen las enseñanzas de la Iglesia, para alejar a los estudiantes de la fe."

El escrito también insiste en que el Arzobispo tiene "autoridad para conceder o denegar el consentimiento a la identificación de una escuela como 'católica' basándose en su revisión de si la escuela sigue las normas del derecho canónico, incluido el hecho de que sus 'profesores se destacan por su correcta doctrina e integridad de vida'".

El marido de la profesora despedida también se enfrentó a un intento de destitución.

El marido de Joshua Payne-Elliott, Layton Payne-Elliott, trabajaba en una escuela católica separada de la archidiócesis, la Escuela Preparatoria Jesuita Brebeuf.

Brebeuf también recibió una orden de la Arquidiócesis para despedir al maestro - pero se negó a hacerlo, y le quitaron su estatus de escuela católica como resultado.

Gina Fleming, superintendente de las escuelas católicas de la arquidiócesis de Indianápolis, insistió: "Es un privilegio, no un derecho, trabajar y servir en nuestras escuelas católicas".

En una conferencia de prensa el año pasado, se le preguntó al arzobispo de Indianápolis Charles Thompson si también obligaría a las escuelas a despedir a los maestros que usaran anticonceptivos o vivieran con una pareja antes del matrimonio.

Insistió: "Esto no es una caza de brujas. No buscamos estas situaciones. Pero cuando se me llama la atención, es mi responsabilidad, mi deber supervisar la vida de la fe, especialmente de todos los testigos ministeriales"

Noticias relacionadas