barra head

Un activista LGBT+ ugandés insta al mundo a denunciar el brutal régimen homófobo

"EL MAL PROSPERA CUANDO LA GENTE BUENA SE CALLA"

Un activista LGBT+ ugandés insta al mundo a denunciar el brutal régimen homófobo:

La comunidad LGBT+ de Uganda es una de las más perseguidas del mundo. Un nuevo grupo de defensa, Pride Uganda, lucha por el cambio.

En enero de 2021, el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, declaró que los homosexuales son "desviados", mientras negaba la simple verdad de su realidad.

"No se les mata", afirmó, "no se les arenga, no se les persigue".

Museveni habló en medio de la peor violencia política que ha vivido Uganda en décadas, en el período previo a unas elecciones presidenciales en las que él y otros aprovecharon la homofobia para ganar votos. En un mitin, Museveni afirmó que grupos LGBT+ extranjeros habían financiado protestas (en realidad por la detención de su rival) que acabaron con violencia policial y la muerte de 50 personas.

En contra de las afirmaciones de Museveni, las personas LGBT+ son blanco habitual de la policía, de las medidas represivas del gobierno y de un poder judicial corrupto, afirma el recién lanzado grupo de defensa Pride Uganda.

Este mismo mes, el parlamento ugandés ha aprobado un proyecto de ley que criminaliza aún más las relaciones entre personas del mismo sexo con la amenaza de penas de cárcel (el código penal de Uganda ya prohibía las relaciones sexuales entre homosexuales). Se ha descrito como una reintroducción por la puerta de atrás de un proyecto de ley contra la homosexualidad promulgado en 2014, conocido como el "proyecto de ley de matar a los gays" por la pena de muerte que conllevaba. Afortunadamente, el proyecto de ley fue anulado por los tribunales, pero la amenaza ha persistido.

La situación es sombría, pero la comunidad sigue luchando por la supervivencia, y Pride Uganda está trabajando para apoyar a los activistas que están sobre el terreno protegiendo las vidas de los LGBT+, educando a las comunidades y abogando por el cambio.

Un activista LGBT+ ugandés insta al mundo a denunciar el brutal régimen homófobo:

Uno de estos activistas, que debe permanecer en el anonimato por miedo a la persecución, explicó a PinkNews cómo su grupo está enseñando a otros a "luchar por sus derechos" y a "tener confianza" a pesar de todo.

"Muchos de ellos no saben cómo desenvolverse en la vida", dijo, y señaló que a las personas queer se les niega sistemáticamente el acceso a servicios básicos como la educación. Una de las cosas que hacemos es llegar a ellos, darles poder y recordarles que como individuo, como ser humano, tienes derecho a vivir".

En términos prácticos, esto significa que las personas LGBT+ de Uganda reciben tutoría y acceso a asesoramiento jurídico. Los que necesitan apoyo económico también reciben asesoramiento empresarial y se les ayuda a crear sus propias pequeñas empresas, lo que no es poca cosa en medio de la pandemia.

Es un trabajo "arriesgado", dice, "pero alguien tiene que hacerlo. La gente ha perdido la vida, la gente está perdiendo la vida".

Ahora mismo parece que las cosas "se nos están yendo de las manos", dijo el activista.

Las olas de violencia se sienten "estacionales", explicó, y añadió: "Hay periodos en los que se vuelve tan intenso... todos los días sales de tu casa y no estás seguro de si vas a conseguir volver".

Hay informes regulares de redadas contra personas LGBT+ en Uganda, incluyendo una en 2019 en la que se detuvo a 16 personas bajo la sospecha de tener sexo gay, y otra en 2020 en la que las autoridades se abalanzaron sobre un refugio para personas sin hogar, deteniendo y torturando a 20 jóvenes queer bajo el pretexto de cargos relacionados con el COVID. Uno de los destinos más temidos es acabar en la parte trasera de un "dron", una furgoneta sin matrícula y con los cristales tintados, conducida por funcionarios armados que "te llevan en volandas y desapareces".

Un activista LGBT+ ugandés insta al mundo a denunciar el brutal régimen homófobo:

El odio viene "de todos los ángulos", añadió el activista, "no sabes quién es quién. Hay que ser muy cauteloso".

Él y otros que realizan esta importante labor deben tener cuidado de no llamar la atención, pero están dispuestos a compartir sus historias para llamar la atención sobre la situación.

"Cuanto más consigamos que la gente conozca la situación sobre el terreno, quizá las cosas cambien", dijo. "La comunidad LGBT tendrá acceso a la ayuda, será acogida, el sistema cambiará, la policía cambiará".

Para que esto ocurra, es crucial que la gente y las naciones de todo el mundo se manifiesten, dijo.

"Hay un dicho, el mal prospera cuando la gente buena se calla".

Categorías:

¿Y tú que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas