barra head

La campeona olĂ­mpica Kelly Holmes sale del armario como lesbiana

"POR FIN PUEDO RESPIRAR"

La campeona olímpica Kelly Holmes sale del armario como gay:

La campeona olímpica británica Kelly Holmes ha dicho que "por fin puede respirar" después de salir del armario públicamente como lesbiana.

La medallista de oro olímpica declaró al Sunday Mirror que se dio cuenta por primera vez de que era lesbiana a los 17 años después de que una compañera de armas la besara. Pero dijo que el miedo a ser procesada en una época en la que los soldados LGBTQ+ estaban prohibidos antes del año 2000 la obligó a guardar silencio.

Sin embargo, Holmes dijo que un aterrador roce con el COVID-19 le hizo darse cuenta de que quería mostrar al mundo su "verdadero yo".

"Necesitaba hacer esto ahora, por mí", dijo Holmes. "Fue mi decisión. Estoy nerviosa por decirlo. Siento que voy a explotar de emoción".

Y continuó: "A veces lloro de alivio. En el momento en que esto sale a la luz, me deshago esencialmente de ese miedo".

Holmes compartió que tuvo relaciones secretas con otros soldados durante sus 10 años en el ejército británico, arriesgándose a ser sometida a un "consejo de guerra" y a ser encarcelada si los descubrían. Describió un incidente en el que la Real Policía Militar registró su alojamiento en lo que ella creía que era un control para erradicar a los soldados LGBTQ+.

"Sacaron todo del armario, revolvieron las camas y los cajones, leyeron las cartas -todo- para intentar pillarnos, para que nos arrestaran, nos hicieran un consejo de guerra y pudiéramos ir a la cárcel", dijo Holmes.

Ella continuó: "Es humillante, es degradante, se siente una falta de respeto cuando estás sirviendo a tu país y estás haciendo un buen trabajo. Te sientes violado, tratado como si fueras un gran villano.

"Esos momentos se me quedaron grabados porque no quería perder mi trabajo, me encantaba. Pero sentía que la ley estaba mal".

Hasta el año 2000, era ilegal que las personas que servían en el ejército británico formaran parte abiertamente de la comunidad LGBTQ+. Varios veteranos LGBTQ+ que sirvieron bajo la prohibición militar han compartido que fueron dados de baja de las fuerzas, despojados de sus medallas o condenados bajo las viles leyes.

Kelly Holmes reveló que luchó con su salud mental por tener que ocultar su sexualidad en público y que le aterrorizaba seguir enfrentándose a las repercusiones por romper la prohibición militar anti-LGBTQ+ durante su estancia en las fuerzas.

Holmes dijo que estuvo "convencida durante toda su vida" de que podría enfrentarse a una acción retrospectiva por romper la prohibición militar si "admitía ser lesbiana en el ejército". Añadió que "ha habido muchos momentos oscuros" en los que deseaba poder "gritar" que era lesbiana, pero que no podía hacerlo.

"Cuando me lesionaba o me ponía enferma, lloraba todo el tiempo porque lo único que necesitaba era volver a correr, porque si no volvía a correr mi cerebro se volvía loco", dijo.

"Pensaba: 'Nadie habla de ello en el deporte, ¿cómo puedo decir de repente que soy lesbiana? No puedo porque estoy admitiendo que he infringido la ley en el ejército'".

Kelly Holmes ha ganado siete medallas de oro, ocho de plata y cuatro de bronce en los Juegos Olímpicos, en la Commonwealth y en Europa a lo largo de su histórica carrera deportiva.

En 2004, hizo historia al ser la tercera mujer de la historia y la primera británica en más de 84 años en ganar el doblete olímpico de 800 y 1.500 metros en los Juegos Olímpicos de 2004 en Atenas (Grecia).

En 2008 fundó una organización benéfica para apoyar a los atletas retirados en su transición fuera del mundo del deporte. La Dame Kelly Holmes Trust también tiene programas de tutoría para inspirar a los jóvenes de entornos desfavorecidos a participar en el deporte.

Holmes también está trabajando en un documental sobre sus experiencias y las de otros soldados LGBTQ+ titulado Being Me. Describió estar "atónita" por lo mucho que ha cambiado el ejército desde que ella sirvió.

Holmes compartió en un post en Instagram que su viaje de salida del armario ha sido la "parte más dura" de su vida" porque "vivió con miedo durante 34 años". Escribió que estaba "agotada" de tener que esconderse durante tanto tiempo y que estaba feliz de poder compartir finalmente su verdadero yo con el mundo.

"Por fin puedo respirar", dijo. "Sí, he estado petrificada por sacar esto, no tienes ni idea".

ÂżY tĂş que opinas?

Nombre:

CategorĂ­as:

Noticias relacionadas