barra head

El gobierno brit谩nico presenta un proyecto de ley para prohibir la terapia de conversi贸n

HA SUFRIDO M脷LTIPLES RETRASOS

El gobierno británico ha anunciado hoy su intención de publicar un proyecto de ley para prohibir la llamada "terapia de conversión" para todos, aunque sus detalles exactos siguen sin estar claros.

"Vamos a publicar un proyecto de ley para prohibir las prácticas de conversión, protegiendo a todos", confirmó el 17 de enero un portavoz del gobierno.

"El proyecto de ley será sometido a examen prelegislativo en esta sesión parlamentaria. Esperamos enviarlo a una Comisión Mixta para su examen y trabajaremos en consecuencia con la Comisión de Enlace.

"Es evidente que hay cuestiones que no están totalmente resueltas. Estamos decididos a que la legislación no perjudique a los niños y jóvenes adultos que experimentan angustia relacionada con el género por afectar inadvertidamente a las conversaciones legítimas que los padres o los médicos pueden tener con sus hijos.

"El control prelegislativo existe para evitar ésta y otras consecuencias imprevistas, utilizando la experiencia de las partes interesadas y las aportaciones de los parlamentarios".

Aún no se han anunciado los detalles exactos de la prohibición de las "terapias de conversión" propuesta por el gobierno, más allá de la promesa de que protegerá a "todo el mundo".

Aún está por determinar si será exhaustiva o si incluirá lagunas (religiosas o de otro tipo) que permitan que estas prácticas continúen en el Reino Unido.

La "terapia de conversión" suele definirse como cualquier intento de cambiar o suprimir la sexualidad o la identidad de género de una persona, a menudo con técnicas como la terapia de electroshock o la oración.

Ha sido ampliamente condenada por expertos y organismos sanitarios de todo el mundo, incluidos el Servicio Nacional de Salud y la Organización Mundial de la Salud, y algunos la comparan con la tortura.

Aunque la noticia ha sido bien recibida por activistas y organizaciones LGBTQ+, algunos consideran que es un paso lento hacia lo que prometió por primera vez el Partido Conservador en 2018.

Jayne Ozanne, que preside la Coalición para la Prohibición de las Terapias de Conversión y dimitió en 2021 del grupo asesor del Gobierno sobre cuestiones LGBT tras acusarlo de crear un entorno hostil para la comunidad, tuiteó: "Dios mío, ¿cuánto tiempo más puede @GEOgovuk alargar este proceso? Ahora vamos a tener un escrutinio prelegislativo, que aunque me aseguran que será rápido, sigue siendo un retraso más".

"Espero a ver si será una prohibición significativa sin lagunas... ¡la confianza es muy baja!".

Nancy Kelley, Directora Ejecutiva de Stonewall, también acogió con satisfacción la declaración "que indica un avance hacia el compromiso del Gobierno británico de prohibir por ley las prácticas de conversión", aunque señaló que esto "ha sufrido un retraso tras otro".

"El Gobierno británico debe publicar el proyecto de ley y un calendario inminente lo antes posible", continuó. "La propia Encuesta Nacional LGBT del Gobierno británico muestra que el 13% de las personas trans y el 7% de todas las personas LGBTQIA+ han seguido o se les ha ofrecido la llamada terapia de conversión. Nuestras comunidades no pueden sufrir más retrasos".

Los detalles exactos de la legislación se irán conociendo con el tiempo, aunque es importante señalar que el anuncio de hoy no hace hincapié en la importancia de la libertad religiosa o el consentimiento informado, como han hecho declaraciones anteriores del gobierno.

En su lugar, se hace hincapié en garantizar que las conversaciones legítimas en torno a la sexualidad y el género no sean "criminalizadas inadvertidamente" en el proyecto de ley.

1 Comentarios

Walter murgo

Jan. 20, 2023, 10:52 a.m.

Que buscan las terapias de conversi贸n.??? En mi opini贸n son un m茅todo de tortura ejercido por seres perversos. No buscan sanar al ser humano, solo buscan satisfacer los deseos perversos de quienes la ejercen, son sin dudas un m茅todo de tortura.

驴Y t煤 que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas