barra head

El republicano George Santos niega ser drag queen

PERO SI HA CONFIRMADO QUE SE HA VESTIDO ALGUNA VEZ DE MUJER

El republicano George Santos, salpicado por el escándalo, niega haber sido drag queen, pero admite haberse vestido de mujer

El congresista republicano George Santos ha admitido haberse disfrazado de mujer para "divertirse en un festival", dos días después de tachar de "categóricamente falsas" las afirmaciones de que era una drag queen.

En un clip filmado por TMZ, Santos admitió vestirse de travesti, pero insistió en que no era una drag queen.

Dijo: "Yo no era una drag queen. Era joven y me divertía en un festival".

Santos negó el jueves (19 de enero) las "indignantes afirmaciones" de la drag queen Eula Rochard.

Las acusaciones surgieron después de que unas supuestas imágenes de Santos fueran compartidas por la periodista Marisa Kabas al día siguiente de haber hablado con Rochard, quien afirma haber sido amiga de Santos cuando éste vivía cerca de Río de Janeiro.

La foto de 2008 muestra a Santos, conocido entonces por su segundo nombre, Anthony, disfrazado de travesti bajo el seudónimo de Kitara Ravache.

Rochard confirmó que la foto en cuestión era de un espectáculo drag en la playa de Icaraí. Pero Santos acudió a Twitter para afirmar que la acusación era "rotundamente falsa".

Escribió: "La obsesión más reciente de los medios de comunicación afirmando que soy una drag queen o que 'actué' como drag queen es categóricamente falsa.

"Los medios de comunicación siguen haciendo afirmaciones escandalosas sobre mi vida mientras yo trabajo para ofrecer resultados.

"No me distraeré ni me asustaré por esto".

Sin embargo, el congresista salpicado por el escándalo fue sorprendido por un reportero de TMZ que cuestionó la acusación, y admitió haberse disfrazado de mujer porque era joven y "se divertía en un festival".

No es la primera acusación que Santos se ve obligado a desmentir, ya que un veterano de la Armada le acusó de embolsarse miles de dólares recaudados en un GoFundMe para su perro moribundo.

Se produce después de que una investigación periodística pusiera en duda una serie de afirmaciones suyas, lo que obligó a Santos a admitir que había "adornado" su historial educativo y laboral en su currículum.

Declaró al New York Post que sus "pecados" son "embellecer [su] currículum".

Santos admitió que no se graduó en ninguna institución de enseñanza superior ni trabajó directamente para Goldman Sachs o Citigroup. También dijo que "nunca afirmó ser judío", sino que dijo ser "judío".

El 28 de diciembre, la fiscal Anne Donnelly abrió una investigación sobre las diversas mentiras de Santos y declaró que deseaba examinar si había infringido alguna norma de financiación de campañas durante su candidatura.

El político abiertamente gay se encuentra ahora bajo una creciente presión para que dimita.

Hasta ahora ha hecho caso omiso de las peticiones de dimisión, pero ha cometido un desliz y ha indicado que dimitiría si 142.000 personas se lo pidieran.

ÂżY tĂș que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas