barra head

Li Jun Li, estrella de Babylon, en su papel de icono sáfico Anna May Wong

"NECESITAMOS VER QUE EXISTIÓ"

Necesitamos ver que existió

Con motivo de la llegada a la gran pantalla de Babylon, la epopeya hollywoodiense de Damien Chazelle, la estrella revelación Li Jun Li habla sobre su papel de Anna May Wong.

Ambientada en Los Ángeles de los años veinte, donde reinan la decadencia y la depravación, Babylon narra el ascenso y la caída de varias aspirantes a la gran pantalla en los primeros tiempos de Hollywood, entre ellas Lady Fay Zhu (Li Jun Li), una actriz chino-americana homosexual en la cima de su carrera.

"Definitivamente, ella es más badass que yo", dice Li. "Aspiro a ser ella cuando sea mayor".

Inspirada libremente en la icónica actriz estadounidense de origen chino Anna May Wong, que se convirtió en la primera estrella de cine asiático-americana de Hollywood, Li quedó cautivada por la idea de llevar su legado a la gran pantalla cuando conoció el guión hace tres años.

Anna May Wong wearing a dress with a dragon motif.

Sabía que tenía que ponerle las manos encima", afirma Li, que interpreta a Lady Fay por primera vez en una gran superproducción de Hollywood, "porque interpretó a una figura tan monumental en la historia del cine que para mí iba a ser un honor poder representar aunque sólo fuera una versión ficticia de ella".

"Nosotros [Chazelle y Li] construimos juntos a Fay a base de ensayo y error. Todo, desde cómo camina, su aplomo, dónde se asienta su voz, todo cuajó".

Un siglo después de que Wong saltara a la fama durante la época dorada de Hollywood, la innovadora estrella ha sido reivindicada por la comunidad LGBTQ+ como icono gay. Y aunque todavía se especula sobre su sexualidad, no se puede negar que Lady Fay es gay en Babylon.

En la película, las inclinaciones sáficas de la cantante de cabaret cobran protagonismo cuando interpreta una versión lasciva del éxito de los años 30 My Girl's Pussy.

La gigantesca escena inicial, que se abre con una estridente fiesta llena de sexo, drogas y champán a raudales, nos presenta a los principales protagonistas: la estrella en ciernes Nellie LaRoy (Margot Robbie), la superestrella de Hollywood en decadencia Jack Conrad (Brad Pitt), el aspirante a cineasta Manny Torres (Diego Calva) y la mismísima cantante lesbiana Lady Fay.

La entrada de Lady Fay con sombrero de copa y frac, explica Li, es un "homenaje bastante directo" al número de Marlene Dietrich en el romance de 1930 Marruecos, una de las innumerables referencias al viejo Hollywood a lo largo de la película.

"Sé que no se ve mucho en el montaje final de la película, pero hubo muchos cambios basados en la visión de Chazelle", dice Li sobre el set piece. "Fue una de las experiencias más especiales y más memorables".

Sin embargo, no es el único momento destacable de Lady Fay. A mitad de la película, al borde del estrellato, Lady Fay conoce en una fiesta a Nellie LaRoy, cuyo afán por triunfar en el mundo del espectáculo sólo se ve eclipsado por sus devastadoras tendencias autodestructivas. Ni que decir tiene que saltan chispas.

Margot Robbie plays Nellie LaRoy in Babylon in a reed dress while dancing. (Paramount Pictures)

"Creo que Lady Fay siempre le ha echado el ojo a Nellie", dice Li, refiriéndose a una escena en la que la pareja baila un tango de alto contenido sexual.

"Había muchos giros en los que se nos veía viajar de un lado a otro de la piscina. Y queríamos trasladar esa tensión a la coreografía. Menos es más".

En una escena especialmente dramática, Nellie se encuentra con una serpiente de cascabel que le hunde los colmillos en el cuello tras retarla a un duelo imprudente en medio del desierto. Momentos después, Lady Fay interviene para salvar el día, cortando con éxito a la serpiente por la mitad y succionando el veneno mortal del torrente sanguíneo de Nellie.

"Estábamos en el desierto de noche, teníamos frío y era muy caótico", recuerda Li.

"Margot llevaba una prótesis en el cuello que contenía una mezcla de miel y agua, y yo tenía que darle un aspecto de malote. Es aún más especial que todo saliera bien".

A pesar de los retos de la escena, Li no podría ser más elogiosa con Robbie.

"Me encanta Margot. Creo que es increíble. No sólo tiene talento, sino que es muy amable y divertida. Así que fue una experiencia muy divertida para las dos".

En la película, Lady Fay también comparte un vínculo único con Jack Conrad (Brad Pitt), que se enfrenta a la realidad de que los mejores años de su carrera han quedado atrás.

Brad Pitt plays Jack Conrad in Babylon smoking in a grey jumper. (Paramount Pictures)

"Brad y yo hablábamos de que todos los demás venden su alma por el precio de la fama", dice Li sobre la relación de sus personajes. "Ella es la única que ha tenido los pies en la tierra durante todo este viaje".

En vísperas de la muerte de Jack, ambos comparten una última y conmovedora conversación antes de separarse.

"No creo que nadie entienda a Jack como lo hace Lady Fay", explica Li, "es muy bonito cómo se confía a ella. Comparten esa especie de recuerdo agridulce de lo que fue todo, ahora que está cambiando".

"Brad era tan increíble y tan cautivador".

Aunque la sexualidad de Lady Fay es una parte indiscutible de su identidad en la película, su perseverancia inquebrantable no es rival para el racismo y la discriminación de la época, y acaba siendo expulsada de Hollywood. No obstante, Babylon se asegura de encontrar un equilibrio entre la exploración de las luchas que un personaje como Lady Fay habría tenido que afrontar en su época, sin convertirla nunca en una víctima.

Li Jun Li as Lady Fay Zhu in Babylon. (Paramount Pictures)

"La gente de entonces tenía que ocultar quiénes eran por el bien de su carrera", dice Li sobre interpretar a una minoría homosexual, "¿Hasta qué punto estaban dispuestos a sacrificar los valores o la moral para mantener su carrera?

"Creo que es más común, pero no todos los personajes están tan bien desarrollados como Lady Fay. Tenemos que ver que existió en su día y que existe ahora. Tenemos que tener una figura que sea fuerte e implacable y que no esté dispuesta a echarse atrás por nadie".

Hoy en día, el mundo del cine y la televisión es mucho más diverso que cuando Wong se abría camino como primera estrella chinoamericana de Hollywood. Aunque Wong estaba en gran medida sola en su lucha, Li puede ver los saltos y avances que está dando la industria en cuanto a la representación de la AAPI, y está "agradecida" a actrices asiático-americanas como Lucy Liu, de Elementary, y Michelle Yeoh, galardonada con un Globo de Oro, que sentaron las bases para ella en la industria del entretenimiento.

"Anna May Wong es la primera que allanó el camino, luego tienes a estas otras grandes [que] desde entonces han estado librando la misma lucha", dice. "Y ellas son la razón por la que estoy aquí".

En cuanto a cómo espera Li dejar su huella en los espectadores de cine de hoy, confía en que la película demuestre que es "completamente posible" que la gente viva con autenticidad.

"No deberíamos tener nada que nos retenga y nos impida ser quienes realmente somos".

Babylon ya está en los cines.

¿Y tú que opinas?

Nombre:

Categorías:

Noticias relacionadas