barra head

Una ciudad de Bangladesh elige al primer alcalde transexual del país

UNA VICTORIA HIST√ďRICA PARA EL COLECTIVO LGBT+

Una ciudad de Bangladesh elige al primer alcalde transexual del país con una victoria aplastante

Una mujer trans ha hecho historia con su elección como alcaldesa de una pequeña ciudad de Bangladesh.

Nazrul Islam Ritu, de 45 años, obtuvo una victoria aplastante y se convirtió en la primera alcaldesa trans del país, y dijo que su elección demuestra la creciente aceptación de la comunidad hindú.

"El techo de cristal se está rompiendo. Es una buena señal", dijo a Al Jazeera, "la victoria significa que me quieren de verdad y me han abrazado como propia".

"Dedicaré mi vida al servicio público", dijo, y añadió que tratará de "erradicar la corrupción y arrancar la amenaza de la droga" en esta localidad de unos 40.000 habitantes.

Ritu era una candidata independiente que obtuvo 9.569 votos frente a su rival político Nazrul Islam Sana, de la Liga Awami, que obtuvo 4.517 votos.

Ritu huyó de su pueblo natal de Trilochanpur cuando era niña y encontró refugio en una comuna trans en la capital de Bangladesh, Dhaka. Regresó a la zona a finales de los veinte años y se hizo popular en la comunidad tras ayudar a construir dos mezquitas y hacer donaciones económicas a varios templos hindúes locales.

"Ganó limpiamente. No hubo informes de violencia durante las elecciones, a diferencia de otras ciudades", dijo Jerin, un administrador del gobierno local.

Nurul Hossain, que votó por Ritu, dijo: "Estoy seguro de que podrá cumplir las promesas que nos hizo porque siempre ha sido una filántropa que ayuda a la gente".

Bangladesh es un país de mayoría musulmana de unos 165 millones de habitantes, en el que los hijira -personas trans que no se identifican como hombres o mujeres- están oficialmente reconocidos como un tercer género desde 2013. A partir de 2018, se permitió a los Hijira utilizar la opción del tercer género al registrarse para votar.

Se calcula que en Bangladesh viven 1,5 millones de personas trans, y muchas de ellas sufren acoso, violencia y abusos por su identidad de género. Las personas trans en Bangladesh también se enfrentan a enormes obstáculos para el empleo, y muchas recurren a la mendicidad o al trabajo sexual para sobrevivir.

Sin embargo, los derechos de los transexuales se han reforzado gradualmente en los últimos años. El año pasado se inauguró en Dhaka el primer colegio islámico para musulmanes trans, en el que se matricularon 40 personas el primer día.

¬ŅY t√ļ que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas