barra head

El gobierno europeo pide a Bulgaria que luche contra el odio LGTB+

LOS DERECHOS HUMANOS NO ESTÁN PRESENTES EN LOS DISCURSOS DE ODIO

Un grupo europeo de derechos humanos pide a Bulgaria que luche urgentemente contra el odio hacia las personas LGBTQ+

La Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI) ha pedido a Bulgaria que tome medidas contra los comportamientos anti-LGBTQ+.

El informe, centrado en la lucha contra la desigualdad en Bulgaria, identificó a la comunidad LGBTQ+, así como a los gitanos, como "las principales víctimas de las expresiones públicas de odio y prejuicio" en el país.

"Los discursos de odio contra estos grupos también proceden en los últimos años de políticos de alto nivel", dijo la ECRI, el organismo de vigilancia de los derechos humanos del Consejo de Europa.

El informe elogiaba los avances de Bulgaria en otras cuestiones, como la lucha contra el antisemitismo, la educación inclusiva y el apoyo a los refugiados.

Pero, lamentablemente, no se encontraron avances en la lucha contra la homofobia y la transfobia.

A pesar de haber introducido una formación para que la policía reconozca los comportamientos anti-LGBTQ+, el informe constata que la disminución de otros tipos de delitos de odio, como el antisemitismo, "lamentablemente no se ha aplicado también a estos tipos de odio".

A pesar de las recomendaciones anteriores de la ECRI, todavía no existe un seguimiento oficial del odio contra el colectivo LGBTQ+ en Bulgaria. Las autoridades nacionales no han llevado a cabo ninguna investigación sobre cuestiones anti-LGBTQ+, ni han introducido una nueva legislación de reconocimiento de género.

El informe destacaba que un centro comunitario LGBTQ+ con sede en Sofía, llamado Rainbow Hub, ha sido objeto de constantes ataques en los últimos años.

El centro fue destrozado por un grupo de fascistas dirigidos por un candidato presidencial de extrema derecha poco antes de las elecciones de noviembre de 2021.

Para contrarrestar los delitos de odio, la ECRI recomendó a los funcionarios búlgaros que establecieran un grupo de trabajo LGBTQ+, con representantes de las comunidades LGBTQ+, que pudiera investigar la discriminación y desarrollar una estrategia nacional.

También recomendaron que "las autoridades desarrollen una legislación sobre reasignación de género y reconocimiento en línea con las normas internacionales de derechos humanos".

La ECRI tiene previsto hacer un seguimiento de la aplicación de este plan dentro de dos años. Sin embargo, Bulgaria aún no ha aplicado las recomendaciones formuladas en el informe anterior.

Equaldex sitúa a Bulgaria en el puesto 58 de 79 en cuanto a aceptación pública de la homosexualidad. Una encuesta realizada en 2020 mostró que el 65% de la población pensaba que la homosexualidad nunca podría estar justificada.

La comunidad cuenta con algunas salvaguardias legales, como la legislación que declara ilegal la discriminación en el empleo y la vivienda por motivos de orientación sexual e identidad de género.

No se ha introducido el matrimonio entre personas del mismo sexo ni la adopción, y aunque las personas trans pueden obtener el reconocimiento legal de su género, éste depende de la cirugía.

ÂżY tĂş que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas