barra head

Jason Collins, el primer jugador de la NBA que sale del armario

EL ATLETA GAY

 

 

 

Recuerda este nombre: Jason Collins, porque pronto oirás hablar mucho de él: es el primer jugador de la NBA en activo que decide salir del armario públicamente.

La noticia, pese a ser histórica, no debería sorprendernos demasiado: hace un par de semanas te contábamos como un ex directivo de la NBA auguraba un prometedor futuro comercial para el primer atleta en salir del armario. Y, de momento, Jason Collins será el elegido. Collins ha jugado para los Celtics y actualmente lo hace para los Washington Wizards y ha elegido 'Sports Illustrated' (la de las famosas portadas con mujeres jamonas) para salir del armario.

Polémicas mediáticas e intereses monetarios aparte, el artículo es una verdadera joya. Una carta a sí mismo, al mundo y una oda a sus miedos pasados, que quedan totalmente olvidados. Es excepcionalmente largo, porque tiene muchas cosas que contar, y te recomendamos encarecidamente leértelo completo en la web de Sports Illustrated. Igualmente, te resumimos lo mejor.

Collins recuerda su primera salida del armario con su tía, una jueza de San Francisco que le dijo que siempre lo había sabido. También recuerda la sorpresa que se llevó su hermano gemelo cuando, en 2011, se enteró de su homosexualidad y se sintió impotente por no haberlo notado. Todo el artículo desprende una seguridad ganada tanto a nivel personal como profesional, y hace hincapié en las posibles consecuencias negativas: asegura que no tiene miedo a los insultos y abucheos porque ya está más que acostumbrado, y recuerda que es un jugador conocido (muy a su pesar) por su juego agresivo, que incluso ha llevado a algún rival al hospital. Lo recuerda para dejar claro que los estereotipos gays no siempre se cumplen. Vamos, que a ver quién se atreve a meterse con Jason Collins por ser gay. Muy interesante es la comparación que hace con otras minorías como la raza negra, razón por la cual su familia le ha apoyado, ya que saben lo que es la segregación social y racial.

Es una alegría que el deporte empiece a dar pasos históricos en la normalización de la homosexualidad. Esperaremos expectantes las reacciones del resto del mundo, que esperamos sean positivas. Vemos cierto paralelismo con el momento de la salida del armario de Frank Ocean. ¿Tendrá Jason Collins el mismo respaldo por parte de sus colegas? Esperemos que sí.

 

 

ÂżY tĂș que opinas?

Nombre:

CategorĂ­as:

ÂżTe gusta? ÂĄPuntĂșalo!

15 votos

Noticias relacionadas