barra head

Una Iglesia de Estados Unidos obliga a sus fieles a firmar un contrato para acabar con las personas LGTB+

"LA CIUDAD ESTÁ VIVIENDO UN PECADO SEXUAL"

Una iglesia de Florida obliga a sus miembros a firmar un cruel contrato contra la comunidad LGBTQ+ o serán expulsados

Una iglesia de Florida obliga a sus fieles a firmar un compromiso contra la comunidad LGBTQ+ si quieren seguir siendo miembros de la iglesia.

La Primera Iglesia Bautista de Jacksonville dijo a sus miembros que tienen hasta el 19 de marzo para firmar una declaración anti-LGBTQ+ de "Sexualidad Bíblica" o renunciar inmediatamente a su membresía.

"Como miembro de la Primera Iglesia Bautista, creo que Dios crea a las personas a su imagen como varón o mujer. Y que esta creación es una cuestión fija de la biología humana, no una elección individual", afirmaba el acuerdo.

"Creo que el matrimonio es instituido por Dios, no por el gobierno, es entre un hombre y una mujer, y es el único contexto para el deseo y la expresión sexual".

El pastor principal de First Baptist, Heath Lambert, afirmó que el juramento aclaraba la postura de la iglesia ante lo que él describe como una cultura que está "muriendo o ahogándose en el pecado sexual".

Si pones una piscina en tu patio trasero y les dices a los niños pequeños: "A por ella", y nunca pones una valla... Si sólo hablas de las cosas buenas y no hablas de los peligros, la gente va a morir", dijo Lambert a Action News Jax.

"La realidad es que nuestra ciudad se muere o se ahoga en el pecado sexual".

Sin embargo, ha habido cierto desacuerdo en la comunidad desde que la Primera Iglesia Bautista de Jacksonville publicó su declaración anti-LGBTQ+.

La reverenda Erin Dickey, de la Riverside Avenue Christian Church, afirmó que su iglesia acoge a todo el mundo -independientemente de su sexo y orientación sexual-, ya que la misión de la iglesia es "amarnos los unos a los otros".

"La misión de la iglesia es amarnos unos a otros y cuidar de nuestro prójimo para construir una comunidad justa y generosa", dijo Dickey a First Coast News. "No decir quién está dentro o quién está fuera o firmar algo para decir sí esto es lo que tienes que creer aquí".

La Primera Iglesia Bautista de Jacksonville tiene un historial de oposición a los derechos LGBTQ+.

Se opuso a la Ordenanza de Derechos Humanos de la ciudad, que prohibía despedir o desahuciar a personas únicamente por su identidad sexual. La iglesia envió lanzaderas de miembros para manifestarse en contra de la ordenanza.

La ordenanza acabó aprobándose años después.

La Iglesia aprobó en octubre la declaración sobre sexualidad y el requisito de que todos los miembros la afirmen.

First Baptist creó una página en su sitio web para explicar su postura contraria a LGBTQ+, y un pasaje detallaba cómo la iglesia pensaba que el "estilo de vida representado por LGBTQ+ está en desacuerdo con la verdad de Dios, no es amoroso y no es útil".

Lambert publicó un mensaje de vídeo sobre la declaración de sexualidad en el que describía a la Iglesia como en "guerra" contra una "revolución sexual" en una "cultura confusa". Afirmó que los "guerreros seculares" de esta "revolución sexual" están "tratando de erradicar cualquier oposición a su agenda extremista".

Lambert también se pronunció ampliamente en contra de la asistencia sanitaria de afirmación de género para los jóvenes trans, que ha sido descrita como "salvavidas" por los defensores del colectivo LGBTQ+, y arremetió contra la inclusión de los trans en el deporte.

ÂżY tĂș que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas