barra head

La nieta del fascista italiano Mussolini defiende los derechos LGTB+

"LA GENTE PUEDE CAMBIAR"

La nieta del fascista italiano Mussolini sale en defensa de los derechos LGBTQ+:

La nieta del fascista italiano Benito Mussolini ha dado un "giro de 180 grados" y ha pasado de ser una intolerante anti-LGBTQ+ a una aliada.

Alessandra Mussolini denunció en su día la adopción gay por temor a que los niños vieran a padres homosexuales "revolcándose en la cama" y dijo que era "mejor ser fascista que f****t", pero ahora se ha convertido en una sorprendente defensora de los derechos de los homosexuales en Italia y en toda Europa.

El abuelo de Mussolini, el dictador Benito Mussolini, envió a hombres homosexuales calificados de "degenerados" a una isla frente a la costa italiana, en un esfuerzo por librar al país de ellos y proteger la imagen del facismo.

Su nieta, al parecer, está eligiendo un camino diferente al de su notable pariente.

La eurodiputada, de 60 años, fue elegida en septiembre y pronto inició una batalla de género con el Parlamento Europeo por la casilla de género en sus formularios.

Cuando se le pidió que marcara "hombre" o "mujer" en su tarjeta de identidad del MEP, insistió en dejar el espacio en blanco.

Dijo: "Me quedé estupefacta. Es discriminatorio: tenían mi foto y mis huellas dactilares, ¿no es suficiente?".

"¿Por qué es importante el género? ¿Y dónde está el 'prefiero no mencionar' que utilizan los jóvenes al firmar contratos? Les dije que están atrapados en la Edad Media".

Al parecer, se negó a solicitar la tarjeta.

Lo más importante es el "amor"

Mussolini también respaldó un proyecto de ley para combatir la homofobia en el país. La ley, conocida como proyecto Zan, pretendía castigar los actos de discriminación e incitación a la violencia contra gays, lesbianas, transexuales y discapacitados, así como tipificar la misoginia como delito de odio.

Alessandro Zan, autor del proyecto de ley, declaró: "Me alegra que alguien como Mussolini cambie de opinión basándose en su experiencia y reflexión personal".

Sin embargo, la legislación fue rechazada posteriormente en el Parlamento italiano.

En una entrevista, Mussolini señaló su drástico cambio de perspectiva y afirmó que "lo más importante es que se puede dar amor".

"La gente puede cambiar, se puede aprender de los jóvenes", añadió.

Gabriele Piazzoni, presidente del grupo LGTB italiano Arcigay, afirmó que Mussolini había dado "un giro de 180 grados respecto a la política conservadora, heterosexual y católica con la que se la asociaba".

"La gente suele cambiar de opinión gracias a un amigo o familiar LGBT. Eso vale por cien de nuestras campañas", añadió.

ÂżY tĂş que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas