barra head

Rene├ę Rapp habla sobre la homofobia interiorizada y su salida del armario

"LA GENTE PUEDE SER TAN JODIDAMENTE MALA"

Reneé Rapp habla sobre la homofobia interiorizada y su salida del armario:

La actriz y cantante estadounidense Reneé Rapp ha revelado que estaba "muy asustada" por salir del armario como bisexual y que "se machacaba a sí misma" por su identidad homosexual.

Rapp entró en el centro de atención como Regina George en Mean Girls:The Musical de Broadway en 2019, antes de asumir el papel de la lesbiana residente Leighton Murray en Sex Lives of College Girls (SLOCG) de HBO Max, donde el personaje fue elogiado como favorito de los fans.

Su álbum de debut en solitario Snow Angel, que salió a la venta el 18 de agosto, contiene temas sápidos como "Pretty Girls", cuyo vídeo fue dirigido por la modelo queer Cara Delevingne.

La estrella de 23 años (que salió por primera vez del armario como bisexual hace nueve años) ha luchado anteriormente con la aceptación de su sexualidad - un tema que ha tocado antes al retratar a Leighton.

Ahora que la cantante se separa de SLOCG para centrarse en su carrera musical en solitario, habló con el Independent on Sunday (10 de septiembre) sobre el difícil camino recorrido hasta llegar a un lugar de autoaceptación.

Renee Rap as Leighton in The Sex Lives of College Girls. (Katrina Marcinowski/HBO Max)

"Soy una mujer blanca bisexual, así que no creo que sea el culmen de la queerness", declaró a la publicación, reflexionando sobre sus temores a interpretar a Leighton. "Sin embargo, tengo la suerte de formar parte de una comunidad a la que quiero profundamente".

Rapp volcó sus dudas en su canción de 2022 "What Can I Do", sobre un amor no correspondido con otra mujer, reflejando lo que estaba viviendo en ese momento en su vida personal.

"Recuerdo que estaba muy asustada", dijo. "Creo que porque tengo la suerte de tener tantos amigos queer increíbles y quería que fuera algo de lo que estuvieran orgullosos".

Rapp reconoce la "responsabilidad inherente" que conlleva tener "visibilidad" como persona LGBTQ+ ante la opinión pública.

"Uno no quiere soltar sandeces", explica, "quiere ser cuidadoso, respetuoso, integrador y realmente honesto".

"Me asusté cuando empezó a hacerse público".

A pesar de su crecimiento, a la cantante de "Snow Angel" le sigue incomodando hablar de su identidad a través de su trabajo y "hacerlo algo público".

"Esta mañana hablaba con mi novia y le decía: 'Dios mío, hablo tanto de ser gay', y me machacaba por ello", continúa Rapp.

"Pero entonces pienso: '¿Por qué me estoy castigando? ¿Qué son estos comentarios homófobos interiorizados que me estoy diciendo?".

Pero añade que su alegría por salir del armario y ser ella misma sin pedir disculpas es suficiente para superar las dudas, incluso en un mundo que sigue siendo, a veces, hostil a las personas LGBTQ+.

"Ha mejorado mi calidad de vida más allá de lo imaginable", concluyó.

"Soy muy afortunada en este sentido, porque no tengo que lidiar con toneladas de mierda homófoba, en comparación con otros amigos míos que son visiblemente queer. La gente puede ser tan jodidamente mala".

Aunque Rapp es reacia a compartir su vida personal con el mundo, también ha hablado de su relación con la salud mental. Tras hablar de su trastorno alimentario "de toda la vida", que supuestamente se vio agravado por un miembro tóxico del reparto mientras actuaba en Mean Girls, Rapp contó que el año pasado le diagnosticaron un trastorno del estado de ánimo.

 

┬┐Y t├║ que opinas?

Nombre:

Categor├şas:

Noticias relacionadas