barra head

Un político de Uzbekistán quiere deportar a todas las personas LGBT+

LA HOMOSEXUALIDAD SIGUE SIENDO ILEGAL EN UZBEKISTÁN

Un político de Uzbekistán quiere deportar a todas las personas LGBT+:

Un político de Uzbekistán ha dicho que el país debería despojar a las personas LGBT+ de la ciudadanía y deportarlas como solución a los debates en torno a los derechos LGBT+.

Alisher Kadyrov, líder del partido Renacimiento Nacional de Uzbekistán, afirmó en una entrevista que retirar los derechos de ciudadanía a las personas queer obligaría a otros países a ofrecerles refugio.

El político reconoció que Uzbekistán está experimentando un proceso de cambio social, pero insistió en que la población nunca cambiará de opinión sobre los derechos de las personas LGBT+ "ni siquiera después de 1.000 años".

Kadyrov continuó sugiriendo que despojar a las personas queer de la ciudadanía y deportarlas sería un enfoque más empático que el encarcelamiento.

"Cuando presenté esta propuesta en las redes sociales, hasta 100 personas LGBT se pusieron en contacto conmigo y estuvieron de acuerdo con lo que había dicho", dijo Kadyrov, según una traducción publicada por EurasiaNet.

"Dijeron que no pueden obtener visados de los países que condenan a Uzbekistán por su actitud hacia las personas LGBT.

Continuó: "Las personas LGBT son objeto de violencia, pero yo no lo apoyo. Creo que se trata de una provocación. Tenemos que resolver este problema y mi solución es la práctica internacional. Hay 26 países que practican la deportación. En Irán y Arabia Saudí prevén la pena de muerte".

Kadyrov no ofreció ningún detalle sobre cómo funcionaría su programa de deportación, o cómo se podría identificar a las personas queer y ordenarles que abandonen el país.

La homosexualidad sigue siendo ilegal en Uzbekistán

Las relaciones sexuales entre hombres siguen siendo ilegales en Uzbekistán y se castigan con hasta tres años de cárcel.

Las personas LGBT+ del país se enfrentan a la persecución y a niveles de violencia escandalosos, según un informe publicado por Human Rights Watch en marzo.

El grupo descubrió que los hombres homosexuales se enfrentan a detenciones arbitrarias, persecuciones y encarcelamientos en Uzbekistán, mientras que otros se enfrentan a la homofobia, las amenazas y la extorsión a causa de su sexualidad.

Aunque los enjuiciamientos son escasos en virtud de la prohibición del sexo gay en el país, los hombres homosexuales suelen estar en el punto de mira de las autoridades policiales y a veces son acusados de otros delitos, como la prostitución.

La prohibición de las relaciones sexuales entre homosexuales es un resabio de cuando Uzbekistán formaba parte de la Unión Soviética. Sigue siendo el único territorio ex soviético -junto con Turkmenistán- que sigue penalizando las relaciones sexuales entre hombres.

¿Y tú que opinas?

Nombre:

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

9 votos

Noticias relacionadas