barra head

Erika Kokay es nominada para el Ministerio de Derechos Humanos de Brasil

PUEDE QUE BRASIL TENGA LA PRIMERA DIPUTADA FEDERAL DRAG QUEEN

Erika Kokay es nominada para el Ministerio de Derechos Humanos de Lula

El Ministerio de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos es uno de los ministerios que componen el gabinete ejecutivo del gobierno federal de Brasil. Es el órgano que se ocupa de implementar, promover y garantizar los derechos humanos en Brasil, incluyendo la formulación de políticas y la promoción de acciones dirigidas a los derechos de los niños y los adolescentes, los ancianos, la defensa de los derechos de ciudadanía de las personas con discapacidad, los negros y las mujeres, y la población LGBTQIA+, promoviendo su inclusión en la sociedad.

Entre bastidores ya circulan algunos nombres para asumir la cartera, como el de la diputada federal Erika Kokay (PT-DF), por su destacada actuación en el Congreso Nacional y en la defensa de los Derechos Humanos. El informe intentó ponerse en contacto con ella, pero al cierre de esta edición no había respondido.

El cearense de Fortaleza tiene 65 años, 45 de ellos dedicados a la militancia política. Banquera, fue elegida diputada de distrito en 2002 y 2006 y fue la primera mujer presidenta del Sindicato de Banqueros del DF, entre 1992 y 1998. Militante del PT desde 1989, fue presidenta del directorio regional del partido en el DF en 2017, cargo que ocupó durante dos años. Tuvo 89.986 votos en 2018, la segunda diputada federal más votada en la capital del país. En 2022, fue reelegida para su cuarto mandato con 146.092 votos. Sólo en su última legislatura en la Cámara, fue autora de 2.852 propuestas legislativas, con dos ausencias en el pleno. Votó en contra de la reforma de las pensiones, de las privatizaciones de Eletrobras y Correos, de la propuesta de papeleta impresa y del fondo electoral. También estaba en contra de la autonomía del Banco Central. Entre las banderas defendidas están los derechos humanos, el medio ambiente, la cultura, la educación y las minorías sociales.

Sin embargo, lo que llama la atención es lo que ocurrirá con el actual Ministerio de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos. Fue Lula quien, en 2003, creó la Secretaría Nacional de Políticas para la Mujer, vinculada a la Presidencia de la República. En 2010, la cartera adquirió el estatus de Ministerio, con la médica Nilcéia Freire a la cabeza. En 2015, se incorporó al Ministerio de la Mujer, la Igualdad Racial y los Derechos Humanos, que fue suprimido en 2016 por Michel Temer.

Según la información pública, la Secretaría Nacional de Políticas para las Mujeres tenía tres frentes de acción: trabajo y autonomía económica, enfrentamiento de la violencia y acciones en áreas como salud, educación y cultura. La agencia tuvo, por ejemplo, un papel esencial en la creación, aprobación y aplicación de la Ley Maria da Penha y en la creación de la Casa de la Mujer de Brasil.

Entre 2016 y 2022, bajo el gobierno de Bolsonaro, el presupuesto destinado a las políticas públicas para las mujeres se redujo inmensamente. Para hacerse una idea, en 2019, el programa destinado a combatir la violencia de género recibió 48,2 millones de reales de inversión, seis veces menos que en 2015. Para 2023, Bolsonaro recortó el 90% de este ya minúsculo presupuesto.

Este es el legado que deja el ex ministro Damares Alves, que volverá a la política el próximo año como senador.

Ella, con el apoyo explícito de la futura ex primera dama Michelle Bolsonaro, creó la cartera para promover su ideología fundamentalista basada en la preservación incondicional de la familia tradicional. El enfoque fue siempre el modelo de hombre, mujer y niños viviendo en armonía. No se habló de las uniones de personas del mismo sexo ni de las madres solteras.

Por lo que se desprende del legado de los mandatos anteriores de Lula, la cartera, a partir de 2023, abandonará la ideología familista que la marcó durante el gobierno de Bolsonaro y devolverá el foco a la promoción de la calidad de vida y la emancipación de las mujeres con un enfoque de seguridad, renta digna, salud, educación, igualdad y familias diversas y efectivamente protegidas.

Puede que Brasil tenga la primera diputada federal drag queen

La Cámara de Diputados tendrá, a partir de 2023, la primera diputada drag queen de Brasil. La hazaña viene del Distrito Federal y tiene como protagonista a Ruth Venceremos, interpretada por Erivan Santos.

El artista afiliado al PT obtuvo 31.538 votos y se convirtió en el décimo candidato con más votos en el DF.

Si Erika Kokay va al Ministerio, Ruth Venceremos ocupará su escaño en el Congreso, convirtiéndose en la primera diputada federal drag queen de Brasil.

Ruth es licenciada en Educación por la Universidad Federal de Río Grande do Norte y tiene un máster en Educación por la Universidad de Campinas. Es miembro del Movimiento Sin Tierra y fundó el colectivo Distrito Drag, con sede en Brasilia y uno de los principales del país en la profusión y defensa del arte transformador.

"Soy un negro marica. Soy un nordestino. No tengo tierras. Soy una drag queen. Mi presencia en la Cámara de Diputados, en sí misma, renueva e innova las estructuras de la política institucional."

ÂżY tĂș que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas